7 razones de la pudrición superior de los tomates

 7 razones de la pudrición superior de los tomates

Las pequeñas manchas marrones en la parte superior de los tomates son un signo clásico de podredumbre. Es causada por un desequilibrio en el calcio. Hay varias razones que limitan la capacidad de los cultivos para absorber la cantidad requerida.

Suelo ácido

La mayoría de las plantas, incluidos los tomates, prosperan mejor en un suelo ácido o neutro con un equilibrio ácido-base (pH) porque les permite absorber nutrientes. Creciendo en un suelo bien drenado con un alto contenido orgánico y un pH de 6,5 a 7, 5 es la mejor opción.

Plantaciones espesas

El espaciamiento de la siembra es un factor importante en la calidad y el rendimiento.Si los arbustos de tomate crecen libremente, reciben una cantidad suficiente de luz solar.

Los tomates tocan el suelo

Asegúrese de mantener las hojas alejadas del suelo (o mantillo).

Cuando la planta crezca, corte las hojas inferiores para evitar que las babosas las dañen.

Falta de humedad

La falta de humedad a menudo conduce al desarrollo de pudrición apical, ya que el calcio se absorbe solo con un suministro de líquido. Durante la temporada de crecimiento, especialmente a medida que se desarrolla la fruta, se requiere al menos 1 pulgada de agua por semana en forma de lluvia o riego.

Para reducir la evaporación, el mantillo (materiales orgánicos naturales o artificiales triturados hasta un cierto tamaño) es adecuado.

Es mejor usar paja sin semillas de malas hierbas, recortes de césped, turba o astillas de madera. Y los sistemas de riego automático regulan la cantidad de agua.

Exceso de nitrógeno

El exceso de nitrógeno en el suelo puede ser perjudicial. Las plantas generalmente requieren un poco de nitrógeno, a excepción de la calabaza, el repollo, el brócoli y el maíz.

Recuerde, no se pueden utilizar con fines alimentarios, son esponjas que ayudan a reducir el elemento anterior. Estos cultivos suelen ser dolorosos y de bajo rendimiento.

Utilice fertilizantes con poco nitrógeno pero ricos en fosfatos.

Cambios en la temperatura del aire

Una humedad demasiado alta también limita la absorción de agua por parte de las raíces, por lo que la ventilación diurna es beneficiosa para los frutos.Cierre el invernadero por la noche, ya que si los tomates se exponen a bajas temperaturas, no absorben los nutrientes en su totalidad.

Rebosante de riego después de una sequía

Durante los períodos de calor, el riego se realiza dos o más veces al día. En este caso, es mejor dos veces, pero con moderación Recuerde que el exceso de agua después de una sequía reduce la inmunidad en los tomates.


Con un alto grado de probabilidad, al cultivar un tomate, un residente de verano se enfrentó a una enfermedad de la fruta tan común como la pudrición apical. La enfermedad afecta a las plantas cultivadas tanto en invernadero como en campo abierto.

La pudrición superior es de dos tipos. El primer tipo es más común en invernadero y se caracteriza por el hecho de que se forma una mancha verde acuosa intensa en la parte superior del fruto. La enfermedad se manifiesta al comienzo de la fructificación, en frutas jóvenes o recién cuajadas de primera o segunda mano. Al comienzo de la lesión, aparece una pequeña mancha en el vértice del feto. Crece aún más, se oscurece, se deprime ligeramente, pero permanece arrugado. La fruta se endurece, se seca y generalmente se cae antes de madurar.


Como y que tratar

La terapia de pudrición superior debe iniciarse tan pronto como se detecten los primeros signos de la enfermedad. De lo contrario, con el crecimiento de manchas, los frutos se vuelven inadecuados para la alimentación y sus semillas se convierten en portadoras de la infección.

En el tratamiento, es aconsejable no limitarse a un remedio, sino llevar a cabo medidas complejas. Solo una combinación de recetas populares y productos químicos industriales dará un resultado efectivo.

Remedios caseros

La pudrición en las puntas de los tomates se puede combatir rociando plantas con medios improvisados:

  • hacer un extracto de ceniza de madera: un vaso de polvo se cuece al vapor con agua hirviendo y se infunde durante un día después de filtrar la composición, se diluye con agua fría hasta un volumen de 10 litros
  • también es adecuada una solución de refresco: se vierten 20 g de un producto alimenticio con un balde de agua tibia.

A veces, las hierbas se usan para rociar, pero cualquier remedio popular, más bien, afecta la inmunidad de las plantas. Como medida de lucha, los medios improvisados ​​por sí mismos dan un resultado débil. Por lo tanto, el principal interés en el tratamiento de la pudrición apical debe basarse en medicamentos industriales.

Química

Los productos químicos se seleccionan teniendo en cuenta la razón que llevó al ennegrecimiento de las puntas de los tomates. Los más comunes en esta situación son los siguientes medicamentos:

  • El líquido de Burdeos se considera el remedio más universal para todos los casos; toman una solución al 1% y rocían las plantas enfermas; la belleza de este químico es que la droga no penetra en la fruta, por lo tanto, es inofensiva para los humanos.
  • la falta de calcio se compensa con el nitrato del mismo nombre, el agente se disuelve en agua (5 g por 10 l) y los frutos se rocían 3-4 veces por temporada con intervalos entre visitas por semana
  • El cloruro de potasio también ayudará, pero en este caso, debe tomar 30 g del medicamento en un balde de agua.

Si la tecnología agrícola es la culpable del oscurecimiento de las puntas de los tomates, las condiciones de crecimiento deben revisarse y los regímenes deben ajustarse para obtener los óptimos.

Qué hacer si las frutas de tomate se pudren: video


Cómo se manifiesta la pudrición superior en los tomates: síntomas con una foto

El conocimiento de los signos característicos del inicio de la enfermedad ayudará a tomar medidas de tratamiento a tiempo y evitará que la patología se propague. Muy a menudo, las frutas que aún no están maduras, ubicadas en la segunda y tercera mano, están expuestas a la infección.

Los primeros signos aparecen en la parte superior de la fruta. Los jardineros pueden notar puntos planos. Desde el principio, son de color verde oscuro, pero luego se oscurecen gradualmente.

Etapa temprana

Es bastante difícil ver los signos de la enfermedad en la primera etapa. Para hacer esto, deberá examinar cuidadosamente la planta. Con el tiempo, las manchas que aparecen comienzan a secarse y se desarrolla una necrosis tisular.

Mayor desarrollo

Los frutos dejan de crecer, desarrollan un enrojecimiento prematuro, luego los tomates se caen. Los hongos y bacterias patógenos comienzan a acumularse en las áreas dañadas. Debido a ellos, se produce la pudrición del interior de la fruta. Posteriormente, las semillas se infectan. Este fenómeno se llama infección secundaria. Debido a esto, los jardineros creen que la pudrición apical es una enfermedad infecciosa. Pero esto no es así, ya que la aparición de bacterias y microbios es consecuencia del desarrollo de la patología.


Prevención de la pudrición superior de los tomates.

La lucha contra la pudrición superior de los tomates incluye un conjunto de medidas desde la preparación de semillas para la siembra hasta la cosecha.

Elija variedades resistentes

La mayoría de las veces, la enfermedad del tomate: la pudrición superior afecta a las variedades de maduración temprana y de frutos grandes con alto vigor de crecimiento. Se deben distinguir las variedades resistentes a las enfermedades: Bolchevique, Raisa, Faraón, Pandarosa, Benito, Relleno blanco.

Desinfección previa a la siembra de semillas.

La lucha contra la pudrición superior de los tomates comienza con el tratamiento de semillas previo a la siembra. Para el grabado, se usa una solución de permanganato de potasio o sulfato ferroso.

El aderezo de semillas de tomate es la mejor prevención de la pudrición superior

En permanganato de potasio saturado al 3%, el material de siembra se remoja durante aproximadamente media hora, después de lo cual se lava con agua corriente tibia y se seca hasta que fluya libremente. Para el aderezo de semillas, el vitriolo de hierro se disuelve en la proporción: 1 g del medicamento por 1 litro de agua. Las semillas se remojan durante 24 horas y luego se secan.

Preparación del suelo

Para protegerse contra la infección con la pudrición del tomate, el suelo es piedra caliza, harina de dolomita o cal apagada; esto es necesario para reducir el nivel de acidez. Al plantar plántulas, es recomendable agregar un vaso de ceniza a cada hoyo.

Riego regular

Al cultivar tomates, es importante garantizar un riego oportuno. La sequía reduce el aporte de calcio a la planta, lo que provoca el desarrollo de pudrición apical. Dado que el calcio se absorbe mejor por la noche, es recomendable regarlo por la noche. El mantillo ayudará a mantener la humedad en el suelo durante más tiempo.


Profilaxis

Cualquier enfermedad es más fácil de prevenir que de curar. Esto también se aplica al mundo vegetal. Para prevenir la aparición de una infección por hongos, se utiliza un conjunto de acciones que afectan todo el período de desarrollo de la planta:

  1. La elección de la variedad. Es mejor tomar inmediatamente tomates que no sufran de pudrición apical. Vale la pena abandonar cultivos con alto vigor de crecimiento. La enfermedad afecta a los tomates maduros tempranos y de frutos grandes con más frecuencia que a otros.
  2. Desinfección antes de la siembra. Para la prevención de enfermedades, las semillas deben tratarse con soluciones especiales. El permanganato de potasio al 3% es adecuado, la semilla se remoja durante 30 minutos. Luego debes enjuagarlo con agua y secarlo. El vitriolo de hierro ayuda mucho. Se está preparando una solución, para 1 litro de agua debe tomar 1 gramo del medicamento. El grabado se lleva a cabo dentro de las 24 horas, después de lo cual es imperativo secar las semillas.
  3. Preparación del suelo. La pudrición superior de los tomates se desarrolla en suelos con alta acidez. El proceso de encalado ayuda bien con tiza, harina de dolomita común y cal apagada. Como medida preventiva, se pueden agregar 200 gramos de ceniza de madera a cada agujero.
  4. Riego de racionamiento. La saturación oportuna de la planta con humedad es necesaria para el desarrollo normal del cultivo. La sequía reduce la resistencia de los tomates a las enfermedades y altera el metabolismo. Dado que la absorción de nutrientes se produce por la noche, es mejor regar por la noche. Para mantener la humedad en el suelo por más tiempo, puede usar mantillo.

Muchos jardineros se enfrentan a esta enfermedad plantando cultivos en regiones áridas donde el suelo arenoso es ácido. La correcta aplicación de las medidas preventivas ayudará a reducir la susceptibilidad de la planta a las enfermedades y ayudará a que se desarrolle con normalidad.

Una ligera manipulación minimizará el riesgo de pudrición superior en los tomates tanto como sea posible. Casi todos los medios para esto están disponibles para cualquier jardinero y no requieren costos adicionales. Cuidar la cultura te permitirá recolectar una cosecha rica y de alta calidad.


Profilaxis

Para proteger los tomates de la pudrición superior, siempre debe mantener su área limpia.

  1. Para que las plantas sean fuertes, debe aplicar fertilizantes al suelo a tiempo. El aderezo para este propósito se selecciona de manera diferente, según las necesidades de los arbustos.
  2. No plante los arbustos demasiado cerca unos de otros. La distancia entre ellos debe ser de al menos 50 cm. Es especialmente importante cumplir con esta regla cuando se cultivan tomates en un invernadero.
  3. Las plantas deben regarse con regularidad. En este caso, vale la pena asegurarse de que el suelo no esté demasiado húmedo.
  4. Para que el suelo retenga mejor la humedad, los arbustos deben cubrirse con aserrín, corteza de árbol pequeño o heno.
  5. Los arbustos deben inspeccionarse periódicamente y el suelo que los rodea debe aflojarse.
  6. Si los tomates se cultivan en un invernadero, la habitación debe ventilarse regularmente.
  7. En otoño, se recomienda limpiar el sitio de residuos vegetales y hojas secas. Además, el encalado del suelo es necesario en este momento. Esto ayudará a saturar el suelo con calcio y evitará que el sitio se infecte con enfermedades comunes.

Si hace todo bien, no solo puede proteger el sitio de la pudrición superior, sino también aumentar el rendimiento de los tomates.


Como prevenir la pudrición del tomate

Al final del verano, después de cosechar y quitar las puntas, se debe desenterrar el área donde se planea plantar los tomates. Al mismo tiempo, se puede introducir mantillo en el suelo y dejar los rizomas. Es mejor hacer esto después de fuertes lluvias: la tierra será más suave. Antes del inicio del clima frío, y luego en primavera, todo esto se pudrirá y saturará el suelo con los minerales y materia orgánica necesarios, creando las condiciones para la penetración del oxígeno atmosférico, la acumulación de agua de lluvia.

Sembrar centeno de invierno es otra forma de darle un descanso al suelo y ganar fuerza. La tierra, junto con las plántulas, se desentierra en primavera y se planta.

La introducción de humus es una buena reposición del suelo. Pero el estiércol demasiado fresco, no completamente podrido, atraerá a varios insectos, incluido el oso, y luego la próxima temporada de jardinería será el año del control de plagas.

Se recomienda encalar la tierra pantanosa: rociar el jardín excavado con tiza y saquearlo para que la sustancia penetre en el interior y no se esparza con el viento.

En el invernadero, es mucho más fácil instalar un sistema de riego especial, que se encenderá de forma independiente, regará los arbustos y, por lo tanto, mantendrá la humedad y la temperatura deseadas. Ventile regularmente para traer aire fresco a las plantas. Si las plantas se plantan al aire libre, proporcione un horario de riego claro con agua fría.

Al plantar tomates, es mejor mantener una distancia de 20 centímetros entre los arbustos de las plántulas, para que luego las hojas no se cierren y las frutas maduras no entren en contacto entre sí. De lo contrario, bloquearán por completo el acceso de la luz solar al suelo, será más difícil tratarlos con antisépticos y fungicidas.

Una importante medida preventiva es el endurecimiento de las semillas. Los granos de tomate se remojan durante un día en una solución débil de permanganato de potasio o sulfato de cobre. Luego, el líquido se drena, se seca y se planta en un recipiente para cultivar plántulas. En esta etapa, es importante darle a la planta un suelo de composición óptima para que se forme un poderoso sistema de raíces. La planta transferirá más fácilmente la plantación al suelo y recibirá de ella todo lo que necesita para un mayor crecimiento y desarrollo.

El régimen de cuidado correcto para las plantas maduras, las condiciones de temperatura favorables, la luz solar suficiente y la humedad óptima son condiciones importantes para una buena cosecha. Si logra proporcionarlos, entonces no habrá razón para la aparición de pudrición superior en los tomates.


Ver el vídeo: Plagas en las hongos y el mildiu?