Elisa Nesi - Sus obras

Elisa Nesi - Sus obras

Elisa Nesi, las obras

La borraja trae alegría

«Un componente fundamental de las obras es la imaginación que aporta diversas ideas interpretativas.
No se trata de simples reproducciones, sino de versiones emocionales de la verdad que se sitúan muy por encima de la realidad desnuda. Además del atractivo estético, inducen una notable idealización de las escenas y sujetos ».

Título: La borraja trae alegría
Técnica: Acrílico sobre madera

Si eres un artista y deseas publicar tus trabajos en este sitio, escribe a la dirección [email protected]


Antonella Nesi: "El arte contemporáneo llega más fácilmente a los jóvenes". El diálogo del artista Kevin Francis Gray en el Museo Bardini

Florencia refuerza cada vez más su vínculo con el arte contemporáneo: tras la exposición en el Palazzo Strozzi del artista argentino Tomàs Saraceno, con la reapertura tras la pandemia de Museo Stefano Bardini, los visitantes finalmente tendrán la oportunidad de admirar las obras del artista norirlandés Kevin Francis Gray.

El nuevo itinerario expositivo concebido por uno de los museos cívicos más prestigiosos de la capital toscana resulta sumamente fascinante, y en ocasiones también desorientador por la originalidad del diálogo entre lo antiguo y lo contemporáneo: el Museo Bardini nació como legado del coleccionista y anticuario al municipio de Florencia, sus salas recogen obras que van desde la antigüedad clásica hasta el renacimiento maduro y, ahora, enriquecidas por las obras de Grey. El visitante verá sus esculturas, en mármol y bronce, aparecer dominantes en el triunfo del arte amado por Bardini.

La rueda de prensa de presentación sancionó una re-inauguración de la exposición, cristalizada durante meses por el cierre: "Todo estaba listo para el 7 y 8 de marzo", Dijo el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Florencia. Tommaso Sacchi, que asistió al evento, "pero luego, en esos días, se decretó el encierro y nos vimos obligados a congelar dolorosamente esta exposición. La fuerza y ​​la audacia de las obras de Gray interactúan perfectamente con las obras de arte recopiladas por Bardini y guardadas aquí. La de Bardini es una de las colecciones más singulares y ejemplares de nuestros museos cívicos. Se le llama erróneamente un museo menor, en cambio es un lugar para contar, donde ahora con la exposición de Gray es posible disfrutar de esta alternancia de historia y contemporaneidad.”.

La exposición es promovida por el Ayuntamiento de Florencia y organizada por Musa, en colaboración con la galería de arte de Eduardo Secci, y estará abierta hasta el 21 de diciembre. "Tenemos la difícil tarea de hacer que el arte contemporáneo sea apreciado y conocido.", Dijo Secci,"además de comerciantes también somos mecenas, como Stefano Bardini”.

boncultura entrevistó al comisario de la exposición y del propio Museo Bardini, el doctor Antonella Nesi:

Doctor Nesi, ¿por qué organizar la exposición de un artista contemporáneo como Kevin Francis Gray?

Decidimos organizarlo porque el artista nos llamó especialmente la atención por sus técnicas escultóricas, que son de dos tipos diferentes pero vinculados a la gran tradición del pasado. En un museo que da un amplio espacio a la escultura antigua, como el nuestro, el diálogo con las obras de Gray fue posible, con solo unas pocas obras de Gray, su más importante y significativa. El artista es de Irlanda del Norte, pero su base está aquí en la Toscana, en Pietrasanta y allí ha redescubierto las raíces de la gran tradición clásica.

El Museo Bardini es el último lugar, en orden cronológico, que alberga obras de arte contemporáneo en Florencia. De hecho, el vínculo de la ciudad con el arte contemporáneo es cada vez más fuerte. ¿Su exhibición Gray se alinea con este objetivo?

Sin duda, también porque el arte contemporáneo llega más fácilmente a los jóvenes, he entendido que les es más fácil tratar con obras de Kevin Francis Graymporanee que con arte clásico, porque este último presupone formación y estudio, incluso en la escuela. entonces es más difícil. Gray es un artista de comprensión inmediata, trata temas inusuales para lo contemporáneo, especialmente el de la muerte y el más allá que se inspira en los mitos celtas, que representan sus raíces y su cultura de origen. Al volver a proponer un tema ahora tabú para el arte contemporáneo, es verdaderamente nuevo.

La doctora Nesi acompañó a los periodistas y al concejal Sacchi por las salas del Museo para descubrir las obras de Gray y habló de sugerencias provenientes, sin embargo, del arte del pasado e incorporadas al sustrato emocional del artista. En el momento de la elaboración de la obra, esas reminiscencias influyen en la creación de esculturas contemporáneas que llevan huellas milenarias en una estructura dinámica e innovadora.

Así lo demuestran varias esculturas que ahora recuerdan el Cristo velado de Giuseppe Sammartino, la referencia es al Bailarín, la única escultura de bronce, que presenta los velos peculiares de la extraordinaria obra exhibida en Nápoles en el Capilla Sansevero, o recuerdan la corriente artística de Futurismo incluso si, como señaló Nesi, las formas futuristas están más definidas que las de Gray. De hecho, no es sorprendente la yuxtaposición de un busto de la diosa celta Dana con las preciosas representaciones marianas de Donatello o un poderoso busto en mármol negro yuxtapuesto con la cerámica etérea de los dioses Della Robbia, y así continuar en un agradable excursus de las magnitudes del pasado y la plasticidad contemporánea.

En las obras de Grey", Concluyó la Dra. Nesi,"el rasgo realista de quienes están retratando se pierde con estas esculturas indefinidas, que también asumen posiciones antinaturales, pero sale la esencia del sujeto”.


Libros de Nerio Nesi

Nerio Nesi es un político italiano, nacido en 1925 en Corticella. Estudió derecho en la Universidad de Bolonia y formó parte del movimiento juvenil de izquierda. En los años cincuenta se trasladó a Turín, donde trabajó en Rai bajo la dirección de Bruno Vasari, y luego se trasladó a Olivetti, donde dirigió los servicios financieros. En 1965, año que marca su entrada en el sistema bancario, fue nombrado vicepresidente de la CRT y posteriormente trabajó en Banca Subalpina y Banca Popolare di Milano, antes de convertirse en presidente de BNL. Elegido para la Cámara de Diputados en 1966, se le solicitó presidir la comisión de actividades productivas y ocupó brevemente el cargo de Ministro de Obras Públicas durante el gobierno de Amato. Como autor ha publicado numerosos ensayos sobre economía, política y sociedad. Entre sus obras más recientes se mencionan Al servicio de mi patria (Aragno, 2017) y Las pasiones de los Olivetti (Aragno, 2017), ganador del Premio Viareggio del Presidente 2018.

  • 25
  • 50
  • 75
  • 100


Ettore Spalletti, el maestro del color entre la materia y la espiritualidad

“Sí, el color, a medida que se mueve, ocupa el espacio y entramos. Ya no está el marco que delimitaba el espacio. Al quitarlo, el color asume el espacio e invade el espacio. Y cuando esto sucede, es milagroso "

Murió a los 79 años en su casa de Spoltore (Pescara), Ettore Spalletti, uno de los nombres más ilustres del arte contemporáneo. Maestro de la luz y el color, capaz de romper la frontera entre pintura y escultura, Spalletti se hizo famoso en todo el mundo por sus investigaciones encaminadas a explorar el universo cromático, a través de un enfoque manual y metafísico al mismo tiempo. A pesar de su éxito internacional, nunca ha roto el vínculo con su tierra, esa costa de Abruzzo cuyos matices mediterráneos pueblan sus obras.

Nacido en 1940 en Cappelle sul Tavo, en la provincia de Pescara, Ettore Spalletti comienza a darse a conocer en los años setenta, cuando bajo sus dedos toman forma estructuras mínimas, principalmente de madera y mármol, que cobran vida a través del color, interactuando con el espacio. en el que se colocan. Estas primeras creaciones son simples solo en apariencia: detrás de las geometrías esenciales y las elecciones monocromáticas, se perciben capas de pintura superpuestas, trozos de material rugoso que se convierte en poesía ligera, sólida y cinética, con un gran impacto emocional. La técnica, que Spalletti perfeccionará a lo largo de su carrera, es un encuentro perfecto entre escultura y pintura: primero se modela y se define la superficie, y luego se le aplican los diferentes pigmentos.

LA colores que se repiten en la obra de Spalletti van desde el azul robado del mar de su infancia, al amarillo del sol, al rosa de la piel. Rara vez nos desviamos de estos colores simbólicos, vibrantes de vida, anclados a la realidad y a la memoria del artista. Su color favorito, sin embargo, es el gris, que parece llevar la síntesis perfecta: a medio camino entre el blanco y el negro, neutro sin ser banal, va bien con cualquier otra nota cromática, es "el color de la hospitalidad".

La naturaleza escultórica de la obras de Ettore Spalletti no solo pasa por un uso material del color, sino que también se encarna en la relación simbiótica con el espacio. Sus pinturas se desbordan del marco, se burlan de las convenciones formales, renuncian a su integridad para buscar una total interpenetración con el contexto expositivo. Por otro lado, incluso en el abstraccionismo que domina sus obras, se pueden rastrear claros arquetipos escultóricos, como el jarrón, la columna, la copa.

En esta síntesis de lenguajes, que hace del arte intrínsecamente "físico", tridimensional, táctil, sólo se puede cuestionar al espectador, que lo completa con su mirada y su experiencia. Ejemplo de ello son las salas de la morgue Garches, renovadas por el artista en 1996, en lo que representa una de sus obras más significativas: aquí el color dominante es el azul, que envuelve y suaviza el espacio, pero también le da una especie de aura mística y sagrada. Las mismas sugerencias trascendentes caracterizan la Capilla de la clínica Villa Serena en Città Sant'Angelo, una pequeña iglesia que Spalletti ha rehabilitado junto con su esposa, la arquitecta Patrizia Leonelli. Y no es casualidad que para Spalletti todo el espacio sea una obra de arte, en la que colores y formas, llenas y vacías, luces y sombras cooperan para dar forma a una experiencia espiritual inmersiva.

La Obras de Spalletti rápidamente ganaron un lugar prestigioso en el escenario internacional, desde principios de los años ochenta hasta la actualidad. Entre los hechos más importantes que lo vieron como protagonista recordamos la Bienal de Venecia (en las ediciones de 1982, 1993, 1995, 1997) y las innumerables exposiciones personales, en París (Musée d'art moderne de la Ville de Paris, 1991) , Nueva York (Osmosis, SR Guggenheim Museum, 1993, con Haim Steinbach), Amberes (Museum van Hedendaages Kunst, 1995), Estrasburgo (Salle des fêtes, Musée d'art moderne et contemporain, 1998-99), Nápoles (Museo Nacional de Capodimonte, 1999), Leeds (Fundación Henry Moore, 2005). Hace cinco años se puso en escena la retrospectiva más completa de la obra de Spalletti, titulada "Un día tan blanco, tan blanco", que involucró excepcionalmente a tres museos italianos al unísono, el MAXXI de Roma, la galería GAM de Turín y el Museo Madre de Nápoles. Cada lugar enfatizó un aspecto diferente de la vasta producción de Spalletti, exhibiendo un total de alrededor de 70 obras. Destaca especialmente la instalación propuesta en MAXXI: un cubo blanco denso de luz, en el que se podía entrar (máximo cuatro personas a la vez), dejándose envolver por la deslumbrante blancura de las paredes y las pinturas que se colocan en ellas, recién movidas. para resaltar los perfiles dorados.


Elisa Chimenti

La infancia y el inicio de la actividad literaria Editar

Elisa Chimenti nació en Nápoles en 1883 a Rosario Ruben Chimenti y Maria Luisa Ruggio Conti.

Cuando tenía un año se trasladó primero a Túnez y luego a Marruecos con sus padres, su hermano Roberto, sus hermanas Maria Ester, Maria Giulia y Maria Dina y su medio hermano Roberto. Por lo tanto, su educación se enriqueció con el árabe y el hebreo, este último impartido por un rabino. Conocía y hablaba 15 idiomas correctamente, incluidos francés, español, alemán, portugués y ruso y algunos dialectos marroquíes.

Su padre Rosario Chimenti era médico garibaldiano. En Marruecos se convirtió en médico de la corte del sultán Mulay Hasan I.A pesar de su posición como médico personal del sultán, continuó yendo a las zonas más pobres, especialmente a la zona del Rif, para tratar a los indigentes y, a menudo, era un invitado de las futuras tribus bereberes. capaz de ayudar a las mujeres islámicas (como hombre no podía curarlas) comenzó a llevarse consigo a su hija Elisa, quien así se convirtió en su preciada colaboradora. Además de actuar como su intérprete, Elisa pudo comenzar a conocer y apreciar el folclore marroquí, que decidió transcribir y traducir al francés, trabajando al mismo tiempo en la traducción de los poemas que escuchaban las mujeres bereberes. De esta experiencia nació también su interés por las figuras femeninas presentes en las culturas de todo el mundo mediterráneo.

El matrimonio y la escuela italiana Editar

En 1907 murió su padre. Elisa luego se mudó a Alemania, para continuar su educación se graduó en Literatura. En Leipzig publicó sus dos primeros trabajos Meine Lieder (1911) y Taitouma (1913).

El 8 de agosto de 1912 se casó con Fritz Dombronwski, un polaco alemán naturalizado de fe protestante, asumiendo la ciudadanía alemana por matrimonio. Sin embargo, su marido padecía trastornos psíquicos, tanto que la noche de la boda intentó estrangularla. Ella se divorció de él en 1924.

Posteriormente, se involucró sentimentalmente con Si Ahmed Fekhardji, un traductor e intérprete argelino. Ella nunca se casó con él y prefirió seguir siendo libre e independiente.

En 1914 fundó con su madre una escuela privada italiana en Tánger en el actual Palazzo delle Istituzioni Italiane. Era una escuela multicultural multirreligiosa, donde se admitían estudiantes judíos, islámicos y cristianos de todos los orígenes. En 1927, sin embargo, el gobierno fascista envió a esta escuela a una directora italiana que, debido a una discusión (quería admitir solo a niños católicos adinerados) terminó despidiéndola.

Después de la guerra, Elisa pidió a la recién nacida Repubblica una indemnización por haber perdido la escuela, que obtuvo de 30.000 francos, cifra que nunca llegó a pagar.

En 1958 publicó su libro "En el corazón del harén" que, sin embargo, sólo se traducirá en Italia en 2000.

Murió el 7 de septiembre de 1969, asistida por dos fieles sirvientas marroquíes.


Video: Elisa Lécuyer - DEMO