Tomates de clima cálido: cómo cultivar tomates en climas cálidos

Tomates de clima cálido: cómo cultivar tomates en climas cálidos

Por: Amy Grant

Aunque los tomates necesitan pleno sol y temperaturas cálidas para prosperar, puede haber demasiadas cosas buenas. Los tomates son extremadamente sensibles a los cambios de temperatura, tanto más altos como más bajos. Cuando las temperaturas son superiores a los 85 grados F. No temas, la buena noticia es que es posible cultivar tomates para climas cálidos y secos eligiendo variedades adecuadas para esas condiciones y brindando un cuidado adicional.

Cultivo de tomates en climas cálidos

A los tomates les va bien a pleno sol en áreas como el Medio Oeste, Noreste y Noroeste del Pacífico, pero en el sur de California, el sur profundo, el suroeste del desierto y Texas, las temperaturas crepitantes requieren algunas consideraciones especiales al cultivar tomates en condiciones cálidas como estas.

Plante tomates del desierto donde las plantas estén protegidas de la intensa luz solar de la tarde. Si no tiene un lugar con sombra, haga algo de sombra. Para cultivar tomates en climas cálidos, funcionará un simple marco de madera cubierto con una tela de sombra. Use una estructura de sombra que esté abierta hacia el este para que las plantas reciban el sol de la mañana, pero estén protegidas de los abrasadores rayos de la tarde. Busque un paño de sombra al 50%, es decir, un paño que reduce la exposición al sol en un 50% y el calor en un 25%. También puede trabajar con fundas para hileras de peso de verano para lograr el mismo efecto de sombreado; sin embargo, estos solo proporcionan alrededor del 15% de sombra.

Los tomates deben cubrirse con mantillo, especialmente en lugares cálidos y áridos; cubra las plantas con mantillo con una capa de material orgánico de 2 a 3 pulgadas, como cáscaras de algodón, hojas cortadas, corteza triturada, paja o recortes de césped para mantener la tierra fresca y húmeda. A medida que el mantillo se desvanezca o se descomponga a fines del verano, asegúrese de reponerlo.

Los tomates de clima cálido necesitarán mucha agua. Riegue siempre que la parte superior de 2,5 cm (1 pulgada) de tierra se sienta seca al tacto. Es posible que deba regar una o dos veces al día si hace mucho calor o si su suelo es arenoso. Los tomates cultivados en recipientes con frecuencia necesitan agua adicional. Regar en la base de la planta con una manguera o un sistema de riego por goteo es la opción más económica. Evite el riego por encima de la cabeza, ya que las hojas mojadas son más susceptibles a la pudrición y otras enfermedades relacionadas con la humedad. Mantener la tierra húmeda ayuda a prevenir la caída de las flores y el agrietamiento de la fruta.

Si se predice un calor intenso, no dude en cosechar tomates cuando aún estén un poco inmaduros, luego colóquelos en un lugar con sombra para terminar. La maduración se ralentiza cuando las temperaturas se mantienen por encima de los 95 ° F (35 ° F).

Variedades de tomate de clima cálido

Es posible cultivar tomates en climas cálidos siempre que tenga en cuenta las consideraciones anteriores y elija los cultivares que estén específicamente probados para florecer en temperaturas más cálidas. Al considerar qué tipo de tomates cultivar en condiciones cálidas, fíjese en aquellos que sean adecuados para su clima y temporada de crecimiento e investigue los tiempos de maduración. Los tomates más grandes generalmente tardan más en madurar, por lo que en climas cálidos, es mejor elegir variedades de tamaño pequeño a mediano. Además, si es posible, plantas cultivares que sean resistentes a enfermedades y plagas.

Este artículo se actualizó por última vez el


Consejos para cultivar mejores tomates

Obtenga la mejor cosecha de tomates de su historia con estos consejos de expertos.

Publicado: miércoles, 12 de junio de 2019 a las 2:01 pm

Cosechar una cosecha de tomates maduros y jugosos es uno de los aspectos más destacados del año de la jardinería.

Para aprovechar al máximo sus plantas, vale la pena saber qué tipo está cultivando y sus requisitos particulares. Conozca algunas de las variedades de tomate que puede cultivar en nuestro Buscador de plantas.

Una cosa que puede estropear sus cultivos de tomate es el tizón, una enfermedad fúngica que prospera en condiciones cálidas y húmedas. Considere cultivar variedades de tomate resistentes al tizón para ayudar a evitarlo.

Para obtener consejos completos sobre el cultivo de tomates, tanto en interiores como en exteriores, consulte nuestra guía de cultivo de tomates.

Descubra ocho consejos para impulsar sus cosechas de tomates, a continuación.

Disparo lateral

En tomates altos (enredaderas, cordones, indeterminados), pellizque los brotes laterales que aparecen entre el tallo principal y las hojas cada pocos días, para concentrar el crecimiento en la producción de frutos. No es necesario hacer esto para las variedades arbustivas o rastreras.

Secundario

Las variedades de cordon grandes necesitan una estaca fuerte u otro soporte fuerte. Siga escribiendo el tallo principal en el soporte a medida que la planta crece. Los tomates de arbusto se benefician de una estaca central corta, además de varios bastones circundantes conectados con una cuerda, para mantener la fruta fuera del suelo.

Regando

Es fundamental que los tomates se regulen con regularidad. Demasiado poco significa menos frutas más pequeñas y deficiencias de nutrientes, mientras que demasiado "diluye" el sabor. Un suministro de agua desigual hace que la piel se parta, que puede enmohecerse. Riegue por la mañana, vertiendo directamente sobre las raíces.

Alimentación

Alimentar regularmente los tomates con un alimento líquido marca la diferencia en la cantidad y calidad de la cosecha. Use un fertilizante de tomate específico o haga el suyo propio con hojas de consuelda. Evite la sobrealimentación ya que esto puede causar problemas.

Cuidado de invernadero

El sol y el calor excesivos pueden provocar quemaduras solares, quemaduras y un mal cuajado de la fruta, así que mantenga la temperatura a 25 ° C o menos colocando sombra (malla, cal), ventilando y amortiguando los caminos. Ventile durante el clima fresco ya que las enfermedades prosperan en el aire húmedo.

Quitando hojas

A medida que los tomates de cordón maduran, las hojas más bajas se vuelven amarillas y deben romperse o cortarse para mejorar el flujo de aire y ayudar a controlar las enfermedades. En todos los tipos, elimine regularmente las hojas muertas o amarillentas, sin defoliar completamente la planta.

Parada

A finales del verano, las variedades de cordón deben tener el tallo principal "detenido" (cortado) para evitar desperdiciar energía en la producción de frutos tardíos que no tendrán tiempo de desarrollarse. Deje que se formen cuatro racimos de frutas en las plantas exteriores (seis en las plantas de interior), luego pellizque la punta de crecimiento.

Cosecha

Los tomates maduros se desprenden fácilmente cuando se levantan y se retuercen suavemente. No deje frutas maduras en la planta o se ablandarán, partirán y se pudrirán. Al final de la temporada, las frutas verdes se pueden cosechar y guardar en un lugar cálido y oscuro para que maduren.


Consejos de jardinería de tomates para cultivar tomates épicos en casa

Ya sea que diga "tomayto" o "tomahto", no puede negar que el sabor de esta fruta fresca recolectada madura de la vid rara vez se duplica en la tienda de comestibles. No es de extrañar, entonces, que los tomates se hayan convertido en la hortaliza de jardín más popular en los Estados Unidos, cultivada por más del 90% de los jardineros domésticos.

“Esas cosas redondas de color rojo rosado que están disponibles en las tiendas no se parecen en nada a un tomate real. Ningún otro tipo de producto de cosecha propia supera en calidad a la que se compra ”, dice Craig LeHoullier, autor de Tomates épicos: cómo seleccionar y cultivar las mejores variedades de todos los tiempos.

En el huerto, los tomates ofrecen numerosas ventajas. Se pueden cultivar en un área pequeña y en muchos tipos de suelo, y los jardineros pueden elegir entre cientos de cultivares que varían en tamaño, forma, color y días hasta la madurez. En la cocina, los tomates tienen un sinfín de usos culinarios y son fáciles de conservar para disfrutar del invierno.

Lo mejor de todo es que cualquier jardinero con las condiciones de cultivo adecuadas puede cosechar una cosecha abundante de hermosos tomates. “Todo el que tenga el deseo de cultivar y probar un tomate delicioso, colorido o interesante puede hacerlo”, dice LeHoullier. "Cada temporada, obtendrás muchos éxitos y algunas desgracias inevitables sobre las que construir y aprender". Para ayudarlo a evitar algunas de esas pruebas y tribulaciones, LeHoullier comparte diez de sus consejos probados y verdaderos para cultivar tomates perfectos.

Estas son algunas de las variedades de tomates híbridos y heirloom favoritos de LeHoullier para el huerto doméstico. Todos son productores prolíficos con un rendimiento confiable. “Para mi propio paladar y preferencias, estos son la crema de la cosecha. Muchos jardineros de tomates tendrán su propia lista de favoritos ”, dice. Muchas variedades de tomates tradicionales como Red Brandywine, Cherokee Purple y Black Cherry están ampliamente disponibles en catálogos de semillas, lo que le brinda la oportunidad de redescubrir tomates de generaciones pasadas.

Tomates de frutos pequeños

Sol de oro
Yema
Cerezo negro

Tomates medianos

Eva bola morada
Poco afortunado
Druzba
Lemon Boy (fruta de color amarillo limón con sabor suave)
Brandywine tinto

Tomates grandes

Cherokee Purple (un tomate estilo bistec con un sabor excepcional)
Jumbo Red de Andrew Rahart
Virginia Occidental de Aker
Cruz de la suerte
Gigante verde
Desayuno de Kellogg
De Hugh

Tomates enanos y de contenedor

Rosella Morado
Dulce enano escarlata
Enana dulce sue
Festival de Adelaida
Pasión rosa enana

1. Alterne las plantaciones para extender la cosecha.

En climas con largas temporadas de cultivo, escalonar sus plantaciones de tomate se puede utilizar para extender su cosecha. Es mejor planificar la floración y el cuajado de frutos cuando las temperaturas estén por debajo de los 90 grados y la humedad no sea extrema para ayudar a evitar la caída de las flores. En áreas con temporadas de crecimiento cortas, coloque las plantas lo antes posible (después de la última helada en primavera) y elija variedades con madurez más temprana para permitir suficiente tiempo de crecimiento para la maduración.

2. Evite el riego excesivo.

Si un hoyo de plantación, cuando está lleno de agua, tarda horas en drenarse, no será un lugar de descanso feliz para los tomates. Una planta de tomate con sus raíces en agua estancada durante horas después de una lluvia intensa podría morir ahogada. Las camas elevadas, los contenedores con buen drenaje llenos de una mezcla de siembra de alta calidad y el uso de fardos de paja como medio de siembra ayudan a mejorar el drenaje. Si bien los jardineros pueden tomar medidas para evitar el riego excesivo, los períodos de fuertes lluvias también pueden pasar factura, especialmente cuando las plantas de tomate están dando frutos. El agrietamiento puede ocurrir cuando los tomates parcialmente maduros absorben más agua de la que pueden manejar. Recoger la fruta cuando esté medio madura (con un fuerte rubor) antes de quebrarla es una buena solución.

3. Diga "hurra" a las reliquias.

Si cree que el cultivo de variedades de tomates híbridos le dará resultados más confiables, eso no es necesariamente cierto, dice LeHoullier. Si está dispuesto y puede comenzar sus propias plántulas, los tomates heirloom lo recompensarán con una mayor variedad de colores, formas, tamaños y sabores. “Los tomates no híbridos / heirloom que he cultivado han igualado o superado en rendimiento a los híbridos en general con sabores y variedad muy superiores. Y eso viene con el beneficio de poder guardar semillas para el huerto del próximo año ".

4. Base el tiempo de maduración en temperaturas medias.

Los días de madurez para las diversas variedades de tomates que se encuentran en los catálogos de semillas y los centros de jardinería son imprecisos y deben usarse solo como una guía general para cuando los frutos estén listos para la recolección. El clima constantemente fresco retrasará la maduración, mientras que los veranos largos y calurosos avanzan considerablemente, independientemente de su zona de cultivo.

5. Proporcione un buen sistema de apoyo.

Las plantas de tomate deben atarse a estacas de soporte, jaulas o un enrejado resistente porque no tienen zarcillos para sostenerse. El soporte vertical de la planta también es importante para evitar que la tierra salpique el follaje, dice LeHoullier. Cuando coloque tomates en estacas, coloque la estaca en el suelo poco después de plantarlos para minimizar el daño a las raíces. Coloque mantillo de inmediato para mantener la tierra alejada de las hojas inferiores, una buena manera de prevenir enfermedades fúngicas, como el tizón temprano. A medida que la planta crece, ate los tallos principales sin apretarlos con trapos o cordeles para evitar daños.

6. Lea las señales.

Asegúrese de "leer" sus plantas de tomate para ver qué necesitan. El marchitamiento en días calurosos indica plantas sedientas. El follaje que pierde su tono verde intenso significa que es hora de proporcionar un poco de fertilizante. En áreas cálidas, donde la falta de agua suele ser una preocupación, controle cuidadosamente sus plantas para asegurarse de que no se marchiten durante la parte más calurosa del día, especialmente si hay frutos verdes en la vid. Este tipo de estrés puede conducir a la pudrición del final de la flor (manchas negras en la parte inferior o en el extremo de la flor del tomate). El riego por goteo, un buen acolchado y un riego regular minimizarán este problema común.

7. Pode con cuidado.

Los chupones (brotes laterales) son siempre un enigma, dice LeHoullier. Cuanto más juntas estén las plantas, más se recomienda pellizcarlas. Pero podar el follaje con demasiada severidad es arriesgado porque podría dejar la fruta en desarrollo desprotegida del sol directo, lo que provocaría quemaduras solares. Las variedades de tomate cultivadas en una jaula no necesitan poda en absoluto, lo que resulta en cosechas más abundantes. Tenga cuidado de no podar los racimos de flores en desarrollo que crecen desde el tallo principal.

8. Realice controles de salud periódicos.

El tema de las enfermedades y plagas del tomate puede ocupar todo un libro, por lo que es aconsejable familiarizarse con las enfermedades que tienen más probabilidades de atacar en su región en particular y abordar los problemas antes de que se vuelvan destructivos. Quizás el problema más común es el tizón temprano, una enfermedad fúngica caracterizada por el color amarillento o manchado del follaje inferior que puede hacer crecer la planta a medida que avanza la temporada. El tratamiento con un fungicida y la eliminación del follaje impactado puede ayudar a retrasar su progresión. El marchitamiento de los tallos de las plantas, particularmente si está acompañado de follaje amarillo o marrón, indica problemas fúngicos o bacterianos más graves, que probablemente ingresen a la planta a través de las raíces. Estas plantas deben retirarse y marcarse la ubicación para que no se planten tomates allí el año siguiente o dos.

Las plagas más comunes del tomate no son difíciles de detectar y se pueden eliminar con una selección manual, especialmente el gusano cuerno del tomate, un gran monstruo verde que puede devorar sus plantas con una velocidad notable. El uso de un insecticida orgánico, como Thuricide (abreviado BT), también ayudará a eliminar la mayoría de las plagas.

9. Plantéelos en macetas.

Incluso si vive en una casa con un patio pequeño o en un apartamento con una terraza o patio soleado, puede cultivar tomates. Las macetas resistentes o las bolsas de cultivo de plástico o malla funcionan muy bien. Los factores más importantes son proporcionar orificios de drenaje adecuados en el fondo, usar una mezcla de plantación de alta calidad (generalmente una mezcla de marga esterilizada, turba y perlita o vermiculita, con algo de compost o estiércol compostado), y regar y regar adecuadamente. alimentando las plantas. El riego diario puede ser necesario en climas cálidos.

10. Recójalos antes de que maduren por completo.

No tiene que esperar hasta que los tomates estén completamente maduros antes de recogerlos. De hecho, cosechar tomates antes de que se pongan rojos también reduce el riesgo de que los pájaros y otros intrusos del jardín los dañen. Los tomates pueden pasar de estar parcialmente maduros a casi demasiado maduros rápidamente, especialmente en climas cálidos. Si recoges tomates cuando tienen un rubor fuerte y los dejas madurar durante unos días en la encimera de la cocina a temperatura ambiente, serán tan sabrosos como los que se dejan madurar en la vid.


Conozca los diferentes hábitos de crecimiento: determinados e indeterminados

Hay dos hábitos básicos de crecimiento de los tomates: determinados e indeterminados. Saber en qué se diferencian puede ayudarte a elegir las mejores variedades para tu jardín.

Los tomates determinados son tomates "tipo arbusto". Crecen a una altura más compacta, generalmente menos de 4 pies, y tienden a dar frutos de una vez. Una vez que haya terminado su cosecha principal de tomates, es posible que dejen de florecer por completo. Ya que solo están configurando un cultivo, NO querrás pellizcarlos. Los tomates determinados son variedades que los agricultores suelen cultivar para las fábricas de conservas. Los tomates Roma son un ejemplo de esto. Otras variedades de tomates determinados que crecen bien en Austin son "Tycoon" y "Viva Italia". Los tomates "famosos" se consideran semideterminados. También verá variedades etiquetadas como "enanas" o "arbustos".

Los tomates indeterminados son aquellos que crecen hasta que mueren por las heladas o algún otro factor externo. Muchas variedades de tomates heirloom y cherry son tomates indeterminados. Seguirán creciendo y tratando de producir fruta durante toda la temporada de crecimiento, y necesitarán estacas o enjauladas. Algunos incluso pueden crecer hasta 12 pies. Estos tipos de tomates pueden usar una poda ocasional para estimular el crecimiento lateral frente al vertical. Estos tomates necesitan una jaula o un enrejado resistente. Las variedades indeterminadas "Big Beef", "Black Krim", Cherokee Purple, Juane Flamme, Stupice, Juliet, Sun Gold y Yellow Pears funcionan razonablemente bien en Austin.


Cultivo de tomates en huertos familiares

Tomates (Solanum lycopersicum, Lycopersicon lycopersicum) son la verdura de cosecha propia más popular.

Al igual que otras plantas de la familia de las papas (que incluye berenjenas, pimientos y tabaco), los tomates son plantas amantes del calor que requieren una temporada larga, libre de heladas y pleno sol. Los días largos, calurosos y soleados de los veranos de Minnesota son excelentes para cultivar tomates.

Puede comenzar sus propias semillas en el interior o comprar plantas por correo o en un centro de jardinería.

PH y fertilidad del suelo

Pruebas de suelo, fertilizantes y mantillo

  • Haga analizar su suelo para determinar el pH.
  • Un pH de 5,5 a 7 es ideal.
    • Aplique fósforo (P) y potasio (K) de acuerdo con las recomendaciones de la prueba de suelo. Muchos suelos de Minnesota tienen suficiente fósforo.
    • A menos que el informe de la prueba del suelo recomiende específicamente fósforo adicional, use un fertilizante con bajo contenido de fósforo o sin fósforo.
    • Demasiada fertilización con nitrógeno dará lugar a plantas tupidas, frondosas y lentas para dar frutos.
    • No use ningún fertilizante que contenga un herbicida ("Maleza y alimento"), ya que puede matar sus plantas vegetales.
  • Cuando las primeras frutas comiencen a agrandarse, aplique fertilizante junto con la hilera de plantas.
    • Use el fertilizante a razón de ½ taza de 46-0-0, o 1 taza de 27-3-3, o 3-½ tazas de 10-3-1 por cada 100 pies de hilera.
    • Extienda el fertilizante en una banda de seis pulgadas de ancho y ráspelo en la superficie del suelo.
  • Mejore su suelo agregando estiércol o abono bien podrido en primavera u otoño. No use estiércol fresco, ya que puede contener bacterias dañinas y puede aumentar los problemas de malezas.
    • Es posible que no necesite aplicaciones adicionales de fertilizantes, dependiendo de la cantidad de materia orgánica que aplique.
  • Puede usar mantillo de plástico negro para aumentar la temperatura del suelo, proteger las raíces de las plantas y ayudar a mantener la humedad del suelo.

Seleccionar plantas

Encontrar y comprar plantas de tomate

  • Al comprar plantas, elija plantas resistentes de hasta un pie de altura.
  • Deben tener tallos de al menos el diámetro de un lápiz con hojas muy espaciadas en el tallo.
  • No compre plantas con manchas en las hojas, ya que probablemente traerá enfermedades a su jardín.
  • Si compra plantas de un catálogo de pedidos por correo, es posible que deba mantenerlas en el interior hasta que sea el momento de colocarlas. Trate las plantas como si las hubiera iniciado usted mismo.

Elegir variedades de tomate

Tipo arbusto (determinado)

Vining (indeterminado)

  • La mayoría de las variedades de tomates están enredaderas.
  • Las plantas enredaderas necesitan algún tipo de soporte, como jaulas, estacas o enrejados.
  • Su punto de crecimiento superior o terminal crece continuamente con las hojas.
  • Las flores y los frutos crecen en las ramas laterales a lo largo del tallo.
  • Crecen de tres a cinco pies de largo, a veces más.
  • Las plantas de tomate enredadera continuarán produciendo flores y madurando frutos hasta que el clima se vuelva demasiado frío.

Plantando

Comience los tomates a partir de semillas en el interior, de cinco a seis semanas antes de plantar en el exterior. En la mayor parte de Minnesota, esto es a mediados de abril. Las plantas iniciadas antes son difíciles de manejar y no necesariamente conducen a cosechas mejores o más tempranas.

Localización

  • Elija un lugar en su jardín donde no haya cultivado tomates, papas, pimientos, berenjenas y tomatillos durante los últimos tres o cuatro años.
  • La rotación de cultivos y el saneamiento son muy importantes.
  • Deje de dos a tres pies en todas las direcciones entre las plantas enredaderas. Puede colocar plantas de tipo arbusto más juntas.

Clima

  • Transplante al aire libre después de que haya pasado todo peligro de heladas y el suelo se haya calentado.
  • Consulte este mapa para conocer las fechas promedio sin heladas en Minnesota.
  • Transplante al final de la tarde o en un día fresco, nublado y tranquilo.

Tratamiento

  • Riegue bien las plantas antes de trasplantarlas.
  • Lo mejor es instalar soportes para plantas —estacas, jaulas, espirales o enrejados— al momento de plantar.
  • Si las plantas crecen en un paquete o contenedor comunitario, corte la tierra entre las plantas con un cuchillo para que cada planta pueda separarse fácilmente con un cepellón adherido.
  • Al trasplantar plántulas en macetas de turba, asegúrese de no exponer el borde superior de la maceta de turba sobre la superficie del suelo. La maceta de turba actuará como una mecha y extraerá rápidamente la humedad del cepellón, estresando la planta.
  • Con una pala de mano, haga un agujero lo suficientemente grande para el cepellón del trasplante.
  • Firme el suelo alrededor de las raíces y riegue los trasplantes.

Para una planta más fuerte y vigorosa, plante tomates de modo que parte del tallo quede por debajo de la línea del suelo y emerjan nuevas raíces de la parte enterrada del tallo. En lugar de cavar un hoyo, cava una zanja de tres a cuatro pulgadas de profundidad. Retire las hojas más bajas de cada plántula y coloque la planta en la zanja, enterrando el tallo justo debajo de las hojas restantes más bajas.

Cómo mantener sus plantas de tomate saludables y productivas

  • Los niveles constantes de humedad del suelo ayudarán a producir fruta de la mejor calidad. Cuando los niveles de humedad del suelo fluctúan durante el crecimiento de la fruta, se puede desarrollar la pudrición del extremo de la flor.
  • Evite rociar por encima de la cabeza. Las hojas mojadas son más propensas a las enfermedades y el suelo que se derrama sobre las hojas puede contener esporas de enfermedades.
  • Siempre remoje bien la tierra al regar.
  • El riego ligero puede causar un desarrollo de raíces poco profundas, aumentar la exposición del cultivo al clima caluroso y al estrés por sequía y reducir la calidad de la fruta.
  • Una pulgada de lluvia o riego por semana es ideal.
  • Una pulgada de agua mojará un suelo arenoso a una profundidad de diez pulgadas, un suelo arcilloso pesado a seis pulgadas.
  • Los suelos muy arenosos pueden requerir riego con más frecuencia.
  • Use una paleta para ver qué tan profundo está mojado el suelo. Si es sólo una pulgada o dos, mantenga el agua corriendo.
  • El cultivo frecuente y poco profundo con una azada o una paleta matará las malas hierbas antes de que se conviertan en un problema.
  • Cultive lo suficientemente profundo como para cortar las malezas debajo de la superficie del suelo.
  • Coloque mantillo con recortes de césped sin herbicidas, paja sin malezas u otro material orgánico a una profundidad de tres a cuatro pulgadas para ayudar a prevenir el crecimiento de malezas, disminuyendo la necesidad de un cultivo frecuente.
  • Para obtener ayuda para diagnosticar problemas desconocidos, visite el sitio de diagnóstico de Extensión de la Universidad de Minnesota "¿Qué le pasa a mi planta?"
  • Obtenga más información sobre la identificación y el manejo de plagas del tomate.
  • Es posible tener una cosecha satisfactoria de tomates a pesar de que las plantas y los frutos presentan algunos problemas de enfermedades y plagas.

Utilice buenas prácticas de control cultural para reducir los problemas de enfermedades y permitir una cosecha exitosa.

Algunas variedades de tomate son muy vulnerables a enfermedades comunes en Minnesota. Otros son naturalmente resistentes. Una serie de letras a menudo sigue al nombre de la variedad en paquetes de semillas o etiquetas de plantas como HR: F, IR: N o HR: F2, FOR, LM, TMV, TOMV, V. Estas letras son códigos para las enfermedades que estas plantas pueden resistir. Si el nombre de la variedad no tiene letras de código, puede ser vulnerable a todas las enfermedades conocidas del tomate.

Incluso si no ha notado síntomas de la enfermedad anteriormente, es mejor no plantar tomates donde otras plantas de la misma familia hayan crecido recientemente. Las esporas de enfermedades en el suelo pueden infectar fácilmente nuevas plantaciones.

El cancro bacteriano del tomate puede estar propagándose en Minnesota. Esta enfermedad puede transmitirse por semillas.

Si comienza sus propias plantas, asegúrese de comenzar con semillas limpias. Si compra plantas, examínelas cuidadosamente y rechace las que tengan manchas en las hojas, hojas marchitas o que parezcan podadas.

Coseche la fruta cuando haya alcanzado un tamaño y color utilizables. Algunos tomates caerán cuando estén maduros. Otros se adhieren a la planta y debes cortarlos en racimos. Puede optar por recoger la fruta de las variedades que caen antes de que esté completamente madura. La mayoría de los tipos saldrán de la planta fácilmente cuando estén maduros o cerca de madurar.

Cuando las heladas amenacen al final del verano, recoja todas las frutas y llévelas adentro. Los tomates recolectados verdaderamente verdes probablemente nunca madurarán hasta tener un buen sabor, pero aquellos recolectados cuando el color verde está disminuyendo y comienzan a volverse blancos o rosados ​​no deberían decepcionar.

La fruta que es verde madura, completamente desarrollada en tamaño, pero no en color, a menudo madurará satisfactoriamente. Algunos jardineros buscan una estrella o una raya blanca en la base del tomate. Si la fruta está tan verde que el fondo es tan verde como el resto, no valdrá la pena madurar en el interior.

Almacene las frutas verdes a temperatura ambiente, una capa de profundidad, espaciadas sin tocarse entre sí. La luz no es necesaria. Las temperaturas cálidas son más importantes que la luz para madurar la fruta. La fruta madurará durante las próximas semanas. Revíselos con frecuencia y cómelos a medida que maduran.

Preservación

Los tomates son uno de los alimentos más fáciles de enlatar en casa. Los tomates maduros enlatados enteros o en trozos, el jugo de tomate, la salsa de tomate y las salsas a base de tomate son recetas comunes.

También puede intentar secar tomates.

También puedes preparar salsa de tomate y congelarla.


El jardinero principiante tiene un lugar cálido y soleado listo para comenzar. ¿Ahora que? Pregunte a un experto

A las plantas de tomate les encanta un lugar soleado. Foto de archivo. Avance de Staten Island / Pamela Silvestri

Finalmente es primavera y estamos listos para trabajar en el jardín. Si tiene preguntas, consulte Pregunte a un experto, una herramienta en línea de preguntas y respuestas del Servicio de Extensión de la Universidad Estatal de Oregon. Los profesores de Extensión de OSU y los Jardineros Maestros responden a las consultas dentro de dos días hábiles, generalmente menos. Para hacer una pregunta, simplemente vaya al Sitio web de la extensión OSU y escriba una pregunta y el condado donde vive. Aquí hay algunos pedidos por otros jardineros. ¿Lo que es tuyo?

P: Mi huerto estará ubicado en el lado sur de nuestra casa. Tiene pleno sol en verano. Tenemos un sistema de goteo instalado. Dado que este es mi primer intento de cultivar verduras, ¿qué tipos de verduras, hierbas y tubérculos se pueden cultivar en este lugar? - Condado de Washington

R: Aquí hay un enlace a la guía "Growing Your Own" de OSU Extension para la horticultura en Oregon. Esta publicación incluye una tabla que enumera los tiempos de siembra de diferentes hortalizas. También incluye información sobre cómo preparar su suelo, lidiar con plagas, regar y fertilizar.

Tiene la suerte de tener un espacio con una exposición al sur, ya que la mayoría de las verduras necesitan al menos seis horas de luz solar directa al día, y más es mejor. Es una buena idea dedicar un tiempo a observar su ubicación para ver la cantidad de sol directo que recibe al decidir qué desea cultivar. Tenga en cuenta la sombra proyectada por cercas, edificios y árboles a medida que avanza el día.

El condado de Washington tiene una temporada de jardinería de 150 a 250 días, por lo que tendrá las mejores posibilidades de éxito si busca variedades de vegetales que se puedan plantar, cultivar y cosechar dentro de ese período. Si sus camas estarán pegadas a una pared orientada al sur, es posible que pueda estirar un poco la temporada, especialmente si usa cobertores o campanas para calentar las cosas antes.

Sin embargo, dado que es su primer año de jardinería, es posible que desee ceñirse principalmente a las variedades que maduran más rápido para asegurarse de obtener algo a cambio de todo su trabajo. Tenga en cuenta también si su lugar está sujeto a fuertes vientos, ya que será necesario abordarlo si está cultivando vegetales. Los tomates, las berenjenas y los pimientos crecen bien en lugares cálidos, pero asegúrese de que la variedad específica que elija no demore más en alcanzar la madurez que en el período estacional. Hay muchos cultivares a los que les irá bien aquí, especialmente aquellos con frutos más pequeños. Todavía tiene tiempo para comenzar a cultivar tomates a partir de semillas en el interior o puede esperar hasta fines de la primavera / principios del verano y comenzar a comprarlos para trasplantarlos a su jardín.

Las cucurbitáceas, como los pepinos, los melones y las calabazas, también crecen bien en lugares cálidos, pero ocupan mucho espacio. Es posible que pueda colocar algunos si tiene espacio alrededor de sus camas para permitir que crezcan las enredaderas, o puede intentar hacer crecer un enrejado resistente. Hay variedades de calabacín desarrolladas para cultivar en contenedores que no se extienden tanto como las variedades estándar. Los frijoles y las cebollas son otras buenas opciones para espacios soleados y calurosos.

También puede cultivar cultivos de clima frío como lechuga, remolacha, guisantes y zanahorias si puede colocarlos en el suelo pronto. Es posible que necesiten algo de sombra si su lugar se calienta mucho, pero la lechuga en especial se puede plantar, cultivar y cosechar lo suficientemente rápido como para que pueda vencer los días calurosos del verano. Incluso puede cultivarlo escondido a la sombra de algunas de sus otras plantas más altas. También es posible plantar diferentes verduras en sucesión para aprovechar tanto el clima fresco en primavera y otoño como el clima caluroso del verano.

La última página de la publicación vinculada anteriormente tiene información sobre jardinería de otoño e invierno. A la mayoría de las hierbas mediterráneas les irá bien en un lugar soleado siempre que les dé la cantidad adecuada de agua. La lavanda, la salvia, el orégano, el tomillo y el romero necesitan menos agua, y la albahaca, el cebollino y el perejil necesitan más. Agrupe las plantas con necesidades de riego similares cerca unas de otras. Mint funciona bien aquí, pero puede ser agresivo, por lo que es posible que desee confinarlo a su propio recipiente para evitar que se apodere. - Larina Hoffbeck, jardinera maestra de extensión de OSU

Rama de cerezo caído. Servicio de extensión OSU


Gran mama

¡Estos tomates, como su nombre indica, son enormes! Al producir una excelente cosecha de frutas que pueden pesar hasta 140 g por tomate, están listas para la cosecha en junio cuando se plantan en enero.

Desarrollado específicamente para passatas y salsas, los tomates tienen forma casi de limón. La piel se pelará muy fácilmente después de que la fruta esté parcialmente hervida, lo que hará que el proceso de creación de la salsa sea menos complicado y complicado.

Con una alta densidad de pulpa y pocas semillas, el tomate se reduce maravillosamente, pero tarda más que el San Marzano debido a un mayor nivel de humedad en la fruta. Además de las salsas, Big Mama es excelente para sopas y salsas.

Big Mama definitivamente requiere apoyo a medida que crece, con buen drenaje. Por lo tanto, una maceta con grava en el fondo funciona bien para esta planta, lo que la hace buena para patios e invernaderos.


Problemas comunes del tomate

Trastornos fisiológicos

Rizo de hoja—El rizado o enrollamiento de las hojas ocurre en climas cálidos o después de un cultivo o una poda severa. No afecta el rendimiento ni la calidad. Mantenga las plantas bien regadas y no cante profundamente alrededor de las plantas.

Pudrición del final de la flor (BER)—Esta condición se desarrolla debido a la escasez de humedad cuando se forma la fruta. Algunas de las células mueren debido a la insuficiencia de calcio. Luego, de 20 a 30 días después, aparece una depresión seca y coriácea en el lado de la flor de la fruta. BER es el resultado de una deficiencia de calcio en la fruta joven debido a fluctuaciones en la humedad disponible en la planta. Puede ocurrir cuando el suelo está demasiado seco o cuando el suelo está excesivamente húmedo, lo que reduce la capacidad del sistema de raíces para absorber suficiente agua.

Proporcione un riego uniforme. Use mantillo debajo y alrededor de las plantas, y no fertilice en exceso con nitrógeno. Proteja las plantas de los vientos secos.

Gota de flor—Los tomates no dan frutos bien cuando la temperatura nocturna está por debajo de los 60 ° F o por encima de los 70 ° F o cuando la temperatura del día está constantemente por encima de los 92 ° F. Cuando ocurren estas condiciones, las flores caerán o la fruta se deformará. Los aerosoles de tipo hormonal para "florecer" pueden reducir la caída de la floración primaveral debido a las bajas temperaturas. Los aerosoles de "floración" tienen muy poco efecto sobre el conjunto de tomates durante condiciones de alta temperatura. Evite la fertilización con nitrógeno excesivo.

Agrietamiento—Las lluvias repentinas de verano o el riego después de la sequía pueden causar que la fruta se rompa. Elija una variedad resistente al agrietamiento ya que las variedades difieren en su tendencia a agrietarse. Recoja las frutas en la etapa rosada y déjelas madurar en el interior. Por lo general, los tomates cultivados en espaldera muestran más grietas en la fruta que las plantas sin espaldera de la misma variedad. Mulching and regular watering may reduce the problem of cracking. Rainfall and favorable growing conditions after a hot, dry period can cause fruit cracking even on plants that have been thoroughly watered.

Weed Spray Damage—Phenoxy herbicides such as 2,4-D in very small quantities may cause twisting and distortion of tomato stems and leaves. Avoid the use of these sprays close to your garden. Those plants that survive exposure to a herbicide may return to near normal growth and production later in the summer.

Diseases

Fusarium Wilt—The causal fungus is a special form of Fusarium oxysporum (F. oxysporum F. sp. lycopersici). On field-grown plants lower leaves usually turn yellow and die. One or more branches may be affected while others remain symptomless. In addition, leaflets on one side of a petiole may exhibit symptoms while those on the other side appear healthy. Woody vascular tissues of affected stems and petioles become brown. During latter stages of disease development, foliage is wilted and plants eventually die. In gardens, affected leaves may desiccate prior to wilting in greenhouses, wilting usually occurs during midday when sunlight is bright. The pathogen is both seed and soilborne. The pathogen may reside in soil indefinitely or colonize fibrous root systems of several non-host crops and weeds. Planting resistant tomato cultivars controls Fusarium wilt. There are two common races (one and two) of the pathogen race three was reported in California, Australia, and Columbia. Nearly all tomato cultivars are resistant to race one. When seed catalogues report Fusarium wilt resistance without reference to race, resistance is conferred to race one. Race two resistance usually is specified when present.

Verticillium Wilt —The causal agents, Verticillium dahliae (most common) and V. albo-atrum, also are soilborne. The pathogens affect nearly 200 plant species including flowers, field crops, trees, fruit, weeds, and most horticultural crops grown commercially or in home gardens. Symptoms of Verticillium wilt often are confused with Fusarium wilt. Plants do not exhibit outward symptoms unless exposed to drought stress or until bearing a heavy fruit load. Early infections may result in stunted plants. Leaf yellowing and death can start at margins and progress inward on oldest leaves. Leaf withering may progress up the plant until only a few leaves remain at shoot tips. Stunted plants occasionally wilt during the day and eventually die. The woody vascular tissue at the base of infected plants is discolored this symptom, however, may not progress up the plant as far as in Fusarium infected plants. Suggested controls for Verticillium wilt include crop rotation (three or four years with corn or grasses is recommended), removal or destruction of infected roots and vines after harvest, and soil solarization. Use of resistant tomato cultivars, however, is most effective and practical.

Nematodes—Root Knot (Meloidogyne sp.) is the most common nematode parasite of tomato. Infected roots produce galls that resemble a string of pearls. Many garden tomato cultivars are resistant to Root Knot nematode. Home gardeners have few options for nematode treatment because all nematicides and soil fumigants are restricted-use pesticides. However, several safer methods have been developed which are best suited to home gardens. Éstas incluyen:

  • Incorporating green manure crops (small grains) to increase the organic matter content of the soil.
  • Chitin applications. University research has shown that the application of chitin will lower nematode numbers.
  • Garden site rotation is an excellent method of control but is not practical in most home gardens.
  • Crop rotation utilizing non-host crops such as corn and onions. The location of crops within the garden should be moved yearly.
  • Sanitation. Roots of infested plants should be removed from the soil soon after harvest. Infested roots should be removed from the garden site and destroyed, preferably by burning or burying in a landfill. Good sanitation practices also involve keeping nematode infested soil out of non-infested sites. Care should be taken to insure that gardening implements, hoe, shovels, rakes, etc., and gardening equipment such as rototillers are free of soil before moving from one gardening site to the next. Wash soil from implements, tools, and equipment.
  • Soil solarization – refer to OSU Fact Sheet EPP-7640.

Nota: No nematode control method will eliminate nematodes from the garden soil. Some methods will effectively reduce nematode numbers for a short period of time, but the nematode population eventually rebuilds.

Blight and Other Foliar Diseases – Foliar diseases are most prevalent during periods of rainfall and/or warm, humid weather. Important foliar diseases of tomato caused by fungi include early blight (Alternaria solani) and Septoria leaf spot (Septoria lycopersici). Symptoms of early blight are first evident on older leaves near or in contact with soil. It is characterized by very small yellow lesions that turn black. Lesions enlarge and appear as zonate target spots. During periods of frequent rainfall, fruit are infected and plants defoliate. Exposed fruit are vulnerable to damage by sunburn, and susceptibility to blossom end rot also increases. Symptoms of Septoria leaf spot often are difficult to differentiate from early blight. Plants are susceptible to infection by the fungus during all stages of growth. Small water-soaked lesions are evident on the underside of leaves. As developing lesions enlarge, tissues become sunken, and margins assume a dark brown or black appearance with white or gray centers. Very small, round, black structures (pycnidia) develop in lesions and produce spores that infect healthy tissue. A. solani y S. lycopersici are soilborne, and rotation out of contaminated garden plots for three to five years is recommended. When purchasing transplants, select disease-free material from reputable distributors, or produce disease-free plants in greenhouses, hot beds, or cold frames. S. lycopersici is seedborne thus, Septoria leaf spot is controlled, in part, by planting pathogen-free seed. Cultural practices (i.e. stake and weave trellis systems or cages) that reduce the duration of leaf wetness result in control of early blight and Septoria leaf spot. Several fungicides available through major garden supply outlets and distributors catering to home garden and farmer’s market merchants also are recommended for control.

Common foliar diseases caused by bacteria are bacterial speck (Pseudomonas syringae pv. tomato) and bacterial spot (Xanthomonas campestris pv. vesicatoria). Both pathogens produce numerous leaf and fruit spots. Bacterial speck is characterized by very small superficial lesions while symptoms of bacterial spot include water soaked lesions on leaves and raised dark lesions with irregular margins on fruit. The pathogens are seedborne and controlled, in part, by purchasing disease-free seed or transplants. Sanitation practices that include elimination of infected tomato residue and alternate hosts are effective methods of control. Foliar applications of copper fungicides may control bacterial speck and spot some strains of the bacteria, however, are resistant to copper compounds.

Soil and Foliar/Fruit Surface Pests (See OSU Extension Facts EPP-7313)

Monitoring Pests: Examine a set number of plants on a weekly basis and record numbers of each insect pest observed. If abundance increases from week to week or pests are damaging fruit, control methods should be taken.

White Grubs and Wireworms— Soil-dwelling insects such as wireworms and white grubs may cause serious damage to garden tomatoes, particularly when the area planted was recently occupied by sod or is in an area that is traditionally weedy. Wireworms are long, cylindrical, tannish brown, and resemble a short, thick piece of wire. White grubs are C-shaped, white larvae with brown head capsules. Damage by both pests occurs from larvae feeding on the roots of young plants. When wire-worm or white grub populations are high, severe stand reduction may result.

Grasses and a variety of weeds serve as alternate hosts thus, clean cultivation and good bed preparation is helpful to prevent damage by soil pests. If the garden area has a history of problems with wireworms or white grubs, or tomatoes are to be planted in an area that was grassy or weedy the previous season, an appropriate insecticide should be broadcast and lightly tilled into the soil prior to planting. However, routine treatment for soil insects is generally not warranted rather, treatment should be based on a history of the garden area. Control of soil insects on a “rescue” basis after planting is usually not successful.

Cutworms— Cutworms include several insect species whose larvae chew plant stems at the soil surface shortly after transplanting, cutting them at ground level. In general, cutworm problems are sporadic but can be severe on occasion. The dark-colored cutworm moths are active at night and lay eggs on leaves or stems close to the soil surface soon after plants emerge. After hatching, young larvae may feed on leaf surfaces for a short time, but older larvae tunnel into the soil and emerge at night to feed. Dark-colored cutworm larvae may be distinguished from other larvae in tomatoes by their habit of curling into a C-shape when disturbed. Cutworm damage is characterized by plant stems being cut partially or completely at the soil surface. Plants begin to wilt and usually die soon after damage occurs.

After transplanting, check daily for wilted plants with completely or partially severed stems. Once damaged plants are found, look for cutworms by digging around the base of plants and sifting the soil for caterpillars. You will not find cutworms on the soil surface during the day, so use a flashlight to find them at dawn or during the night. Damaged plants often occur in a sequence of four or five within a row.

An effective method of controlling cutworms on tomatoes is to use “collars” around each new transplant to protect young tomatoes from attack. Collars should be removed after about two to four weeks from transplanting so that they do not interfere with normal plant growth. Also, remove weeds in and around the garden to help eliminate sources of additional cutworms. If an insecticide is used, effectiveness is increased by banding the insecticide at the base of the plant, preferably at or shortly before dusk.

Pulgones— Aphids are small, soft-bodied insects that remove plant sap through their piercing-sucking mouthparts. Aphids are recognized by their cornicles (“exhaust pipe-like” appendages) on their abdomen, visible under light magnification. Several aphid species may be serious pests of tomatoes. Aphids live in small compact colonies formed after immigration of winged adults. Females reproduce asexually and may produce several nymphs per day. Because generation time is short (less than two weeks), many generations per year are produced, allowing for tremendous reproductive potential. Damage to tomatoes by aphids is manifested as stunting of growth, distortion of leaves, and potentially a reduction in fruit yield.

Biological and natural control can sometimes be effective in maintaining aphid populations, especially during fall production. Aphid populations may be reduced by small parasitic wasps and predators (such as lady beetles and lacewings) as well as natural mortality from environmental factors (e.g., heavy rain). Chemical control can be achieved through the use of registered systemic and contact insecticides. A strong stream of water can be used to dislodge aphids from plants.

Spider Mites— Spider mites are tiny, barely visible to the naked eye, and have eight legs as adults. They may be green with two dark spots on their backs or be entirely red. Many generations per year are possible with the life cycle requiring only five to twenty days, depending on temperature. Mite damage results in yellowed patches appearing on leaves and the dam-aged areas eventually turn bronze or white and become dried up. Once mite colonies are established, the underside of leaves becomes covered with silken webs. Damage can become quite severe, especially under hot, dry conditions. Early detection of this pest is important to avert damage to tomato plants. To check for spider mites, shake leaves over a white piece of paper to dislodge and locate them.

The key to controlling spider mites is to keep plants healthy and growing fast. However, excessive amounts of nitrogen fertilizer or the repeated use of Sevin insecticide may make mite problems increase. Miticide treatments should be initiated when mites are detected. Retreatment is generally needed three to five days after the first treatment to kill mites that have recently hatched. Care should be taken to obtain good coverage of the plant with the miticide, especially on the underside of leaves. Like aphids, spider mites can be washed off plants with a strong stream of water.

Flea Beetles— Flea beetles are tiny beetles that vary from metallic green to dark brown. These pests chew on the foliage of tomatoes.

When present in large numbers, flea beetles can cause severe defoliation of plants. Although larvae can feed on the roots of plants, it is the adult beetle that causes the greatest damage. Through feeding, they make small pits in leaves, which create a “shothole” appearance in the leaf. Their host range is broad and they sometimes move into crops from adjacent weeds in large numbers.

Many tomato cultivars provide some resistance to flea beetles. It is important to provide good weed control in and around the garden to reduce source plants of flea beetles. Insecticide use may be necessary when beetles are present in fairly large numbers and a significant amount of defoliation is imminent.

Tomato Fruitworm —This caterpillar varies from green, pink, red, yellow, or brown and causes severe damage by boring directly into fruit. Each fruitworm will feed on several tomatoes and, in general, will feed on smaller fruit first. They do not eat all the fruit but usually leave it in an unsuitable state. Fruitworms can reach up to 1 ½ inches in length when fully grown. Adult moths lay tiny, white, dome-shaped eggs at night on leaves. Control can best be achieved with sprays of Bacillus thuringiensis var. kurstaki soon after eggs are detected. Control must be achieved before larvae penetrate fruit and before they get large (greater than 1/4 inch long).

Tomato Hornworm —These large, green worms possess a “horn” at the end of the abdomen. They are mainly foliage feeders however, occasionally they feed on the fruit. As fruit feeders, they prefer large green fruit. Fruit damage appears as though someone took a bite out of the green tomato. As foliage feeders, they eat the entire leaf and small stems, leaving only larger stems. Hornworms can defoliate large parts of a plant or the entire plant. Control is best achieved by hand picking and squashing the worms or spraying with Bacillus thuringiensis var. kurstaki. Hornworms leave behind large amounts of compact fecal pellets, which aids in their detection.

Tomato Pinworm—This small, pale red to purple caterpillar is usually difficult to detect. Larvae first feed on foliage but they begin feeding on fruit as they mature. Young larvae fold and mine leaves, giving them a ragged appearance. They enter fruit just beneath the stem attachment and may bore into the core of the tomato fruit. Detection of young larvae is essential for good control. If larvae are allowed to penetrate fruit, control is very difficult. Bacillus thuringiensis var. kurstaki can provide good control when applied as soon as young larvae are detected.

Colorado Potato Beetle — Adults are the large, round, yellow, and black-striped beetles that commonly attack potato and eggplant. They are less common on tomatoes but can cause severe defoliation to the foliage. Colorado potato beetles prefer eggplant and may invade tomato plants as eggplants become less attractive for feeding. Eggs are orange, bullet-shaped, and laid in tight clusters of 5 to 15 eggs. Larvae are red, balloon-shaped, and may also defoliate plants. This pest may be managed by hand picking if only a few are present, but insecticides may be needed if the beetles are numerous. Because plants such as nightshade and horsenettle serve as hosts for the beetle, it is helpful to destroy such weeds in and around the garden.

Blister Beetles – Blister beetles are occasional pests that can damage tomatoes by causing extreme defoliation to plants. Several kinds of blister beetles are common in Oklahoma, including gray, black, and yellow and black-striped species. All species have an elongated body with a drooping head. The greatest potential for damage by blister beetles lies in their habit of moving from plant to plant in large numbers. Large feeding aggregations can consume an entire plant within a day or so. Early detection and prompt insecticide application is necessary to avert severe damage by this pest. Applying an insecticide to the plants on which they are feeding can control blister beetles, but repeat applications may be necessary when large populations are present.

Thrips—Thrips are tiny insects with narrow, elongated bodies. Adult thrips range from pale yellow to dark brown and have feather-like wings that can be seen under magnification (10-15X). Immature thrips are wingless and usually pale to lemon yellow. Thrips have a broad host range including many weed species as well as a number of cultivated crops. Thrips damage takes on a “silvering” appearance from the rasping of the leaf tissue with their mouthparts. Small black fecal specks are also present where they’ve been feeding. Damage to fruit appears as a cloudy discoloration and results in uneven ripening of the maturing fruit.

Generally, thrips damage is considered mostly cosmetic and, therefore, the need for control procedures should be questioned. If cosmetic appearance is important, control should be initiated soon after thrips are detected. Once populations are well established, control is often difficult to regain.

Stink Bugs— Stink bugs are large, flattened, shield-shaped bugs that can cause damage to fruit with their piercing-sucking mouthparts. Stink bug feeding can cause sunken pits on the fruit at the site of feeding, resulting in a condition known as “catfacing”. These sunken areas fail to color normally as the fruit ripens, leaving spots with yellow or green halos. Punctures from stink bugs can also serve as infection courts for disease-causing pathogens. Control should be initiated after fruit set and whenever stink bugs are observed.

Control of Tomato Insect Pests— Many products are available for controlling insect pests of home garden tomatoes. Synthetic, biological, botanical, and organic insecticides can be used. Insecticides do not work equally well on all pests therefore, correct pest identification is critical to selecting the proper insecticide for control of the pest. For additional information on home garden insect control Fact Sheet EPP-7313.

For pesticide recommendations visit your local county Extension office or garden center/nursery professional.

How to Produce High Quality Tomatoes

  1. Select or prepare soil high in organic matter and sufficiently loose to allow for extensive vigorous root growth.
  2. Apply needed fertilizers and mix into the soil prior to planting.
  3. Obtain husky plants of recommended nematode and wilt resistant varieties. Set them into the garden as early as weather and recommended planting dates permit.
  4. Water in newly set plants with a starter solution.
  5. Provide protection from cutworms and other possible pests of the transplanting season.
  6. Use mulching materials around plants within one month following planting.
  7. Apply supplemental water as needed, drip irrigation being preferred.
  8. Control insects and spider mites as well as leaf and fruit diseases if numbers are increasing week to week.
  9. Windbreaks may be especially desirable as hot, dry weather develops.
  10. Maintain the identity of different varieties to evaluate their qualities and thus determine the more appropriate kinds for future plantings.

The following Fact Sheets will be helpful to Oklahoma gardeners:

BAE-1511, “Trickle Irrigation Systems”

EPP-7640, “Solar Heating (Solarization) of Soil in Garden Plots for control of Soil-Borne Plant Diseases”

Extension Consumer Horticulturist

Assistant Professor and Extension Entomologist


Ver el vídeo: Cientos de TOMATERAS en 5 días #2 Guía Completa del Cultivo de tomates del Supermercado