Reglas básicas para cultivar rosas en un invernadero.

Reglas básicas para cultivar rosas en un invernadero.

Mucha gente piensa que cultivar una rosa en un clima severo es casi imposible. De hecho, solo requiere un buen invernadero, y luego la reina de las flores te deleitará la mayor parte del año. Cultivar rosas en un invernadero es el tema de nuestro artículo de hoy.

Características del método

Cultivar sus flores favoritas en condiciones de invernadero no es una tarea fácil. Es importante seguir ciertas reglas. Por ejemplo, es necesario que el invernadero sea lo suficientemente grande y además proporcione la ventilación necesaria. Para aquellos que planean cultivar una gran cantidad de flores a la vez, es importante cuidar la automatización completa del invernadero; será muy difícil hacer todo el trabajo necesario manualmente.

Video "Cultivando rosas en invernadero"

Este video le mostrará cómo construir un negocio de cultivo de rosas en un invernadero.

Selección de variedades y preparación de plántulas.

Para cultivar en condiciones de invernadero, es importante elegir aquellas variedades de rosas que se sientan bien en un invernadero; con la elección incorrecta, existe un alto riesgo de que los cogollos no se formen correctamente. Variedades como el té híbrido, la floribunda y todas las variedades en miniatura han demostrado su eficacia. Además, es importante tener en cuenta la resistencia de la variedad seleccionada a aquellas enfermedades que suelen afectar a las plantas en invernadero, por ejemplo, el mildiú polvoriento. Las variedades de rosas resistentes al invierno para cultivar en invernadero no son adecuadas.

El éxito de todo el negocio dependerá de la correcta preparación de las plántulas. Puede obtener plántulas de tres maneras:

  • ordenar por correo;
  • comprar en una tienda especializada o en una guardería;
  • inculcando su propia cultura en la rosa mosqueta.

Es importante que los arbustos destinados a plantar sean frescos y saludables. Será útil rociar las plántulas con una solución débil de sulfato de cobre para protegerlas de diversas enfermedades. Si compró plántulas en el vivero, puede plantarlas inmediatamente en un lugar permanente, de lo contrario, la tasa de supervivencia de las rosas puede verse afectada.

Microclima interior

Para que las rosas crezcan exuberantes y hermosas, es importante proporcionarles el nivel adecuado de iluminación. Recuerde: son las hojas, no el suelo, las que necesitan luz, por lo que el suelo se puede cubrir con una capa de mantillo de estiércol podrido. Con la llegada del otoño, las plantas necesitan iluminación suplementaria diaria durante al menos 5 horas.

Es igualmente importante mantener una humedad óptima en aproximadamente el 70%. Si este indicador se desvía en una dirección u otra, aumenta el riesgo de enfermedades que afecten a las rosas.

Las plántulas deben enraizarse manteniendo la temperatura del aire a + 10 ° C. Cuando las plantas echan raíces, el rango de temperatura debe estar entre +22 ° C durante el día y +20 ° C durante la noche.

Intente ventilar el invernadero todos los días: es importante que la temperatura del aire en él no supere los +27 ° C. La duración de la ventilación en el período primavera-verano debería ser más larga.

Reglas de aterrizaje

Antes de plantar rosas, asegúrese de enriquecer el suelo en su invernadero. Esto se hace con turba, gordolobo y superfosfato.

Si compró una plántula con un sistema de raíces abierto, asegúrese de tratarla con sulfato de cobre. Luego cortamos todos los brotes débiles o subdesarrollados, dejando no más de 2 tallos, cada uno de los cuales debe tener aproximadamente cuatro brotes. Todas las secciones deben tratarse con cualquier agente antibacteriano, ligeramente secas. Puede tratar las raíces con cualquier estimulante del crecimiento para mejorar la tasa de supervivencia de los arbustos.

Los arbustos deben plantarse solo cuando el suelo del invernadero se caliente lo suficiente (al menos + 12 ° C). La densidad de plantación se mantiene en el nivel de 15 plantas por metro cuadrado (patrón de plantación: 0,3 × 0,3 m). Las plántulas no deben enterrarse demasiado; el punto de crecimiento debe permanecer por encima del nivel del suelo. La tierra alrededor de los arbustos plantados se prensa y se riega abundantemente.

Cuidado adicional

El cuidado posterior de las rosas plantadas consiste en observar las condiciones óptimas de crecimiento para una variedad en particular, manteniendo el nivel requerido de humedad y temperatura.

Riego y pulverización

Riegue abundantemente las rosas tan pronto como el suelo se seque a una profundidad de unos 3 cm. Si el suelo no está cubierto con mantillo, se puede aflojar ligeramente después de cada riego. Al mismo tiempo, se eliminan las malas hierbas y se inspeccionan los arbustos en busca de plagas o signos de enfermedad. Todas las rosas son ideales para rociarlas con regularidad. Para hacer esto, use agua a temperatura ambiente.

El mejor vestido

Para la alimentación, use una mezcla mineral compleja al menos 1 vez al mes. Si no puede comprarlo, puede usar su propio fertilizante: tome una infusión de gordolobo, diluida con agua en una proporción de 1:10, y alterne con fertilizantes minerales (superfosfato, nitrato de amonio y potasio).

Formación

Como regla general, al cultivar rosas, nos esforzamos por obtener una flor con un tallo largo. Para hacer esto, pellizque todos los brotes laterales y brotes, dejando solo un brote con brotes, que formarán nuevos brotes.

Los jardineros experimentados le aconsejan que siga una regla simple: debe haber alrededor de 30 brotes de esqueleto por cada metro cuadrado de suelo.


Cultivo de tomates en invernadero: reglas básicas y recomendaciones.

Antes de comenzar a cultivar tomates en un invernadero, es importante estudiar todos los detalles y proporcionar varios matices. Entonces estará satisfecho con una cosecha generosa antes de las heladas, o incluso más.

Primero debe elegir el lugar correcto para colocar el invernadero. Debe estar soleado todo el día.

Debe haber rejillas de ventilación en el invernadero, para una ventilación efectiva. Es especialmente necesario durante la floración para asegurar una buena polinización de las plantas.

Antes de plantar plantas en el invernadero, debe realizar un trabajo preparatorio. Agregue fertilizante y excave las camas. Y justo antes de plantar los tomates, los agujeros deben derramarse con una solución de permanganato de potasio. Tome 1 gramo por cada 10 litros de agua. Vierta 1 litro en el pozo.

Y en las plántulas, antes de plantar, debes cortar las 3 hojas inferiores. Esto proporcionará una reducción de la enfermedad y promoverá una mejor formación del racimo floral. Es mejor plantar tomates en un patrón de tablero de ajedrez. No muy cerca entre sí para garantizar que todas las frutas estén expuestas a la luz solar.

Cuando las plantas terminan de plantar, es necesario darles reposo. El riego en este momento no debe ser para que no se estiren demasiado. Después de unos 12 días, los tomates se pueden atar. La mayoría de los tomates se forman en un solo tallo. También debe realizar pellizcos, es decir, eliminar a los hijastros innecesarios para obtener la mejor cosecha. Es mejor realizar pellizcos por la mañana para dañar menos la planta. Es necesario dejar columnas de 2-3 cm mientras se separan los hijastros.

Para que las frutas se cuajen en los tomates, deben ser polinizadas artificialmente. Para hacer esto, agite ligeramente las flores. Y luego inmediatamente riegue el suelo o rocíe agua sobre las inflorescencias. Después de 2 horas, para reducir la humedad, debe abrir las rejillas de ventilación y las puertas del invernadero.

El riego también debe tomarse en serio. Se requiere seguir varias reglas específicas para no dañar las plantas. A los tomates no les gusta la humedad excesiva. Por lo tanto, es importante asegurarse de que no se forme condensación. El riego se realiza antes de la floración una vez a la semana, aproximadamente 4-5 litros por metro cuadrado. Durante la floración, se requiere doble riego (10 litros por metro cuadrado).

Es muy importante que el agua esté tibia (20 grados). Se requiere riego por la mañana para evitar una humedad excesiva.

Para obtener una cosecha generosa, necesita alimentarse. Son suficientes 2-3 veces por temporada. Y también la fumigación es importante para el desarrollo de los tomates y su protección contra enfermedades y plagas.

Si sigue estas sencillas reglas, las plantas darán una cosecha generosa.


Cómo preparar un invernadero antes de plantar pepinos.

Si anteriormente se cultivaron otros tipos de vegetales en el invernadero, se debe preparar para plantar plántulas de pepino. Es muy probable que las plantas que se encontraban en él pudieran estar infectadas. Para destruir las bacterias patógenas, deberá procesar el invernadero. La solución de permanganato de potasio es ideal como desinfectante.

Si el residente de verano sabe con certeza que las plantas estaban enfermas, se debe quitar la capa superior del suelo y reemplazarla por una nueva.

Verificar la composición del suelo y su acidez son etapas integrales de la preparación del invernadero. Estos indicadores afectan la calidad del cultivo. Si el número es superior al 6-6,5%, es necesario mejorar la composición del suelo. La cal o un fertilizante especial harán frente a esta tarea.

El trabajo para mejorar la composición del suelo debe realizarse al menos un mes antes de trasplantar las plántulas al invernadero. También es necesario aplicar fertilizantes minerales al suelo. Pero antes de eso, es imperativo tratarlo con una solución caliente de permanganato de potasio.


Las sutilezas del cuidado del eneldo en invernadero.

El cultivo de eneldo en un invernadero se lleva a cabo en varias etapas. Vale la pena tratar a cada uno de ellos con cuidado para obtener una buena cosecha.

El primer paso es cuidar las semillas y el suelo. La tierra debe excavarse con anticipación, se deben aplicar los fertilizantes necesarios.

Las semillas se preparan poco antes de plantar. Se recomienda remojarlos por un tiempo en una solución de permanganato de potasio, luego enjuagar y dejar en agua limpia durante varios días.

¡Atención! El remojo aumenta la germinación de las semillas, por lo que este paso no debe omitirse.

La segunda etapa implica el ajuste correcto. La tierra debe estar bien humedecida y nivelada. Después de eso, debe hacer pequeños surcos de un par de centímetros de profundidad. Deje unos 20 cm entre las filas.

Es necesario esparcir cuidadosamente las semillas en las ranuras terminadas y luego rociarlas ligeramente con tierra. No se recomienda regar los cultivos para que las semillas no penetren profundamente en el suelo.

Después de que aparezcan los brotes, se recomienda realizar un cuidado simple del cultivo. Consiste en aflojar el suelo, riego regular, deshierbe.

Es necesario regar las plantas con agua tibia para no arruinar las plántulas jóvenes. El riego se realiza cada siete días después del secado parcial del suelo. Un metro cuadrado de plantación requerirá aproximadamente un litro de agua.

Si es necesario, puede usar fertilizantes: superfosfato o Nitrofosku. Se agregan durante la preparación del suelo o justo antes de plantar, vertiéndolos inmediatamente en las ranuras. También está permitido usar urea o solución de gordolobo. Los fertilizantes líquidos se aplican directamente debajo de la raíz.

Se recomienda eliminar las malas hierbas en una etapa temprana, cuando el eneldo aún no haya crecido más de 5 cm. Es necesario aflojar el suelo después de cada riego.

Cuando el eneldo alcance los 10 centímetros, se recomienda diluirlo un poco. Se eligen los arbustos más fuertes, que ya se pueden usar para comer o secar. Como resultado, las plantas más débiles (que quedan) prosperarán y crecerán más rápido. Por lo tanto, puede obtener una cosecha varias veces de una siembra.

A pesar de que el eneldo es bastante modesto, existe la posibilidad de desarrollar diversas enfermedades. Existen las siguientes infecciones por hongos que puede encontrar un jardinero:

  • Moho polvoriento. Retire las plantas dañadas, espolvoree el resto con ceniza de madera.
  • Esquirol. Para deshacerse, aplique una mezcla de ceniza y Fundazol en la misma cantidad. Se eliminan los arbustos enfermos.
  • Marchitez por fusarium. Es imposible deshacerse de él.

Además, el eneldo puede ser dañado por los osos, las larvas del escarabajo de mayo, los gusanos de alambre, los ácaros y los trips.

Es imposible usar productos químicos para eliminar las plagas; esto está permitido si el eneldo se cultiva para obtener semillas. El caso es que la parte superior acumulará una gran cantidad de toxinas y quedará inservible para la alimentación.

¡Atención! Solo el cuidado adecuado de las plantas y el cumplimiento de todas las condiciones de crecimiento ayudarán a salvarse de las plagas.

La recolección se lleva a cabo aproximadamente un par de meses después de la siembra. Es importante controlar el estado de los arbustos y cortar la masa verde a tiempo.

Plantar eneldo en un invernadero le permite cosechar mucho antes que en campo abierto. Se recomienda preparar el invernadero para que las plantas no se congelen ni mueran. Es recomendable no olvidarse de la iluminación, el riego, el deshierbe y otras reglas de cuidado de los cultivos. También es importante elegir las variedades de eneldo más adecuadas, luego será posible cosechar cultivos frescos constantemente durante mucho tiempo.


Consejos para cultivar rosas en invernadero

Antes de que las rosas comiencen a crecer rápidamente, es necesario mantener una temperatura en el invernadero de aproximadamente 10 ° C, lo cual es confirmado por la tecnología de crecimiento. Esto es necesario para que las flores crezcan de manera uniforme, porque un crecimiento y maduración diferente de las flores puede causar la muerte de parte del cultivo. En invernaderos privados, es bastante difícil mantener la humedad y la temperatura del aire requeridas, lo que sin duda afectará la uniformidad del crecimiento de los brotes jóvenes. Por lo tanto, cada brote debe mantenerse en agua durante un día y luego injertarse directamente en la mirilla.

Para evitar que el suelo pierda mucha humedad, las plántulas se pueden cubrir con papel de aluminio. Con esta opción de plantación, la temperatura del aire debe ser de unos 18 ° C, para que los brotes crezcan de forma rápida y uniforme. Después de que los brotes crecen hasta 2 cm, se retira la película. Sujeto a estas recomendaciones, los arbustos preparados de antemano se pueden trasplantar a un lugar donde será más fácil cultivarlos. La mirilla no debe sobresalir más de 3 cm del suelo Si los arbustos crecen a temperaturas superiores a 10 ° C, las plantas deben estar debajo de la película y en el invernadero.


Reglas básicas para hacer apósitos.

Al introducir sustancias en el suelo, se siguen algunas reglas simples. Asegúrese de observar el momento de la fertilización y la dosis de sustancias. El primer tratamiento se realiza con la germinación de bulbos o semillas, cuando los brotes alcanzan 5-7 cm. Posteriormente - con un intervalo de 2-3 semanas.

Las cebollas se alimentan por la mañana o por la noche. El suelo se riega preliminarmente para que los nutrientes se absorban mejor. La solución mineral no debe entrar en contacto con plumas ni bulbos. Si esto sucede, las plantas se riegan con agua limpia.

Para alimentar cebollas verdes, se eligen minerales y orgánicos. Es mejor alternar entre diferentes tipos de fertilizantes. Al recibir soluciones de trabajo, se observan las proporciones y dosis. Un exceso de fertilizantes en el suelo afecta negativamente el desarrollo de las cebollas, al igual que su falta.


Ver el vídeo: COMO HACER QUE TU ROSAL SE TUPA DE ROSAS POR TODOS LADOS ESPERO QUE TE RELAJES CON EL VIDEO