Podredumbre seca de las papas: qué causa la pudrición seca en las papas

Podredumbre seca de las papas: qué causa la pudrición seca en las papas

Por: Kristi Waterworth

Los jardineros de hortalizas tienen que luchar contra una cantidad impresionante de enfermedades de las plantas absolutamente repugnantes, pero para el cultivador de patatas, pocas pueden superar el nivel bruto que se desarrolla en la pudrición seca de las patatas. Con mucho cuidado, puede evitar que la enfermedad de la pudrición seca de la papa se propague por todo su jardín, pero una vez que se infecta un tubérculo de papa, el tratamiento no es posible.

¿Qué causa la pudrición seca en las papas?

La pudrición seca de las patatas es causada por varios hongos del género Fusarium. Fusarium es un hongo relativamente débil, incapaz de atacar a las patatas con piel intacta, pero una vez dentro del tubérculo, estos patógenos causan problemas importantes y permiten que otras enfermedades, como la pudrición blanda bacteriana, se arraiguen. La enfermedad de la pudrición seca de la papa es más común en la primavera y el otoño y puede permanecer inactiva en el suelo. La enfermedad de la primavera puede matar rápidamente las plantas jóvenes de papa, pero la enfermedad que se contrae en el otoño es mucho más dañina para los cultivos establecidos.

Los síntomas de la pudrición seca de la papa son difíciles de detectar en las partes aéreas de la planta, pero una vez que hayas excavado los tubérculos, no te lo puedes perder. Los tubérculos afectados pueden estar completamente podridos en seco, desmoronarse al tocarlos o en diversas etapas de descomposición. Cortar un tubérculo por la mitad revelará manchas de color marrón a negro que parecen magulladuras que gradualmente se vuelven más claras alrededor de los bordes y corazones podridos que pueden contener estructuras fúngicas blancas, rosadas, amarillas o tostadas.

Cómo tratar la pudrición seca en la papa

No puede tratar las papas infectadas, pero puede prevenir la propagación de la enfermedad y minimizar las oportunidades de transmisión. Dado que no existe una papa de siembra verdaderamente seca y libre de podredumbre, los esfuerzos deben centrarse en prevenir el agua estancada y las lesiones mecánicas de los tubérculos. Manipule las papas con cuidado desde el momento en que las reciba, esperando cortar las papas de siembra hasta que la temperatura del tejido esté por encima de los 50 grados F. (10 C.).

Los tratamientos fúngicos de semilla de papa de flutolanil-mancozeb o fludioxinil-mancozeb son muy recomendables antes de plantar, ya que se espera para plantar hasta que el suelo haya alcanzado aproximadamente 60 grados F. (16 C.). La prevención de heridas en la piel del tubérculo es fundamental para preservar su cosecha; Siempre que deba cortar una papa, asegúrese de desinfectar bien las herramientas antes y después de hacer el corte. Elimine las papas con síntomas obvios de enfermedades, no las plante en el suelo ni las haga abono.

Tenga el mismo cuidado cuando cuide su puesto de patatas que con las patatas de siembra. Cepille con cuidado la tierra cuando revise sus tubérculos en lugar de sumergir un tenedor o una pala cerca de ellos. Cuanto más minimice el riesgo para la piel de las patatas, más posibilidades tendrá de obtener una cosecha libre de podredumbre seca.

Este artículo se actualizó por última vez el


Extensión MSU

Willie Kirk y Phill Wharton, Extensión de la Universidad Estatal de Michigan, Departamento de Fitopatología - 7 de mayo de 2008

La pudrición seca por Fusarium es una de las enfermedades más importantes de la papa, que afecta a los tubérculos almacenados y a las semillas después de la siembra. La pudrición seca de los tubérculos-semilla por Fusarium puede reducir el establecimiento del cultivo al matar los brotes de papa en desarrollo. Ha habido informes de lotes de semillas de Snowden afectados en 2008, aunque también pueden verse afectados otros lotes de semillas. Los productores deben estimar la medida del porcentaje de tubérculos afectados por (ver la sección de síntomas) y ajustar las tasas de siembra de la siguiente manera: (El porcentaje adicional es para tomar las tasas de infección latente que, en aras de la simplicidad, se duplican con respecto a la cantidad medida de infección).

Porcentaje de tubérculos con síntomas Tasa de plantación Cwt / A (basada en una tasa de 20 cwt / A)
0 20
2 (rango normal de infección) 20
5 22
10 24
15 26
20 28
25 30
30 (puede tener hasta un 60 por ciento, incluida la infección latente) 32 (o considerar no plantar ya que la transmisión puede resultar en una mayor tasa de contaminación y aumentar el riesgo de una reducción severa en la plantación).

Todas estas recomendaciones se basan en estimaciones de lo que hemos visto en experimentos con semillas afectadas por Fusarium en el campo para otros fines (relacionados). No hemos modelado la infección latente, pero a partir de la observación que hacemos a menudo en nuestros experimentos, plantas debilitadas que son menos productivas que las plantas no infectadas. Por lo tanto, la recomendación para los productores se basa en nuestra mejor estimación del porcentaje real de plantas que pueden estar infectadas. Cuando la tasa de infección es muy alta (menos del 15 por ciento medido), los productores deben considerar la opción de no plantar el lote de semillas, ya que la transmisión puede resultar en una mayor tasa de contaminación y aumentar el riesgo de una reducción severa de la planta y una mayor contaminación del campo.

Síntomas

Los primeros síntomas de la pudrición seca por Fusarium suelen ser depresiones oscuras en la superficie del tubérculo. En lesiones grandes, la piel se arruga en anillos concéntricos a medida que el tejido muerto subyacente se deseca. Los síntomas internos se caracterizan por áreas necróticas sombreadas de marrón chocolate claro a oscuro o negro. Este tejido necrótico suele estar seco (de ahí el nombre de “podredumbre seca”) y puede desarrollarse en una lesión como un corte o un hematoma. El patógeno ingresa al tubérculo y, a menudo, se pudre por el centro. Las cavidades podridas suelen estar revestidas de micelios y esporas de varios colores, desde el amarillo hasta el blanco y el rosa (dependiendo de la especie del patógeno, varias especies de Fusarium causan podredumbre seca).

El diagnóstico de podredumbre seca puede complicarse por la presencia de otros patógenos del tubérculo. Las bacterias de la pudrición blanda (Pectobacterium spp.) A menudo colonizan las lesiones de podredumbre seca, especialmente cuando los tubérculos se han almacenado en condiciones de alta humedad relativa o las superficies de los tubérculos están húmedas. Las bacterias de la pudrición blanda causan una podredumbre húmeda y viscosa, que puede absorber rápidamente todo el tubérculo y enmascarar los síntomas iniciales de la pudrición seca. La pudrición seca también causa la muerte de los brotes y al estimar la frecuencia de los tubérculos infectados, los productores deben examinar cuidadosamente los ojos (brotes) para verificar si son viables.

Control cultural

Casi siempre hay algún nivel de podredumbre seca por Fusarium en las semillas disponibles comercialmente. Aunque en la actualidad no es posible estar 100 por ciento seguro de que un lote de semillas esté completamente libre de podredumbre seca, es sensato plantar semillas que cumplan con los estándares de certificación de semillas establecidos. La práctica de los siguientes procedimientos ayudará a prevenir la pudrición seca:

  • Plante solo semillas certificadas. Es fundamental comprar semillas con la menor podredumbre seca posible, por lo que siempre inspeccione las semillas cuidadosamente al recibirlas.
  • Después de una descarga cuidadosa, la semilla debe almacenarse a 40 ° F a 42 ° F y 85 a 90 por ciento de humedad relativa, y mantenerse ventilada.
  • Caliente los tubérculos semilla a por lo menos 50 ° F antes de manipularlos y cortarlos para minimizar las lesiones y promover una curación rápida.
  • Limpiar y desinfectar minuciosamente las instalaciones de almacenamiento de semillas antes de recibirlas.
  • Desinfecte el equipo de corte y manipulación de semillas con frecuencia, y asegúrese de que los cortadores estén afilados para garantizar un corte suave que se cure fácilmente.
  • No almacene semillas cerca de una fuente potencial de inóculo. (p. ej., montones de desechos)
  • Antes del tratamiento de semillas (del transportador a la tolva de tratamiento de semillas), califique (elimine) los tubérculos muy infectados.
  • Trate las semillas cortadas con un tratamiento de semillas para controlar la descomposición de las piezas de semillas y la pudrición de los brotes. (Consulte las recomendaciones actuales para fungicidas específicos a continuación).
  • Plante lotes de semillas infectadas a poca profundidad (alrededor de 4 pulgadas) en un suelo cálido y bien drenado para estimular el rápido crecimiento y emergencia de los brotes, y disminuir la posibilidad de infección.
  • Después de la emergencia, las plantas pueden aporcarse para establecer la profundidad requerida del lecho.
  • En el otoño, coseche los tubérculos después de que la piel se haya endurecido y cuando su temperatura central sea superior a 50 ° F.
  • Controle con frecuencia los tubérculos almacenados para detectar podredumbre seca. Clasifique los tubérculos podridos cuando los tubérculos se retiran del almacenamiento para su comercialización.

Control químico: tratamiento de semillas

Se han desarrollado varios productos específicamente para el control de enfermedades de la papa transmitidas por semillas y ofrecen un control de amplio espectro para la pudrición seca por Fusarium, Rhizoctonia, caspa plateada y, en cierta medida, punto negro (Colletotrichum coccodes). Estos incluyen Tops MZ, Maxim MZ (y otras formulaciones de Maxim + mancozeb) y Moncoat MZ. El impacto general de estos tratamientos de semillas está marcado por la mejora de la plantación y el vigor del cultivo, pero ocasionalmente, la aplicación de tratamientos de semillas en combinación con suelos fríos y húmedos puede provocar una emergencia tardía. El retraso es generalmente transitorio y el cultivo normalmente lo compensa. El beneficio adicional de la inclusión de mancozeb es la prevención del tizón tardío transmitido por semillas.

Control químico: fungicidas poscosecha

Mertect, tiabendazol permanece registrado para uso poscosecha en tubérculos. Hay pocos compuestos alternativos disponibles para el tratamiento de tubérculos de papa en almacenamiento, pero incluyen desinfectantes a base de cloro, como hipoclorito de sodio, hipoclorito de calcio y dióxido de cloro. Se dispone de información limitada sobre la eficacia del dióxido de cloro sobre los patógenos del almacenamiento de la papa, y los resultados de algunos estudios han sugerido que el dióxido de cloro no proporciona una protección eficaz del tubérculo contra la pudrición seca por Fusarium.

El trabajo del Dr. Kirk está financiado en parte por AgBioResearch de MSU.

Este artículo fue publicado por Extensión de la Universidad Estatal de Michigan. Para obtener más información, visite https://extension.msu.edu. Para recibir un resumen de la información directamente en la bandeja de entrada de su correo electrónico, visite https://extension.msu.edu/newsletters. Para comunicarse con un experto en su área, visite https://extension.msu.edu/experts o llame al 888-MSUE4MI (888-678-3464).

¿Le resultó útil este artículo?


Cómo controlar el hongo de la papa

Las papas son un cultivo muy productivo si se cultivan correctamente y pueden almacenarse durante períodos prolongados. Las enfermedades fúngicas, ya sea en el campo o en el almacenamiento, pueden significar la pérdida total de la cosecha. Las condiciones de cultivo marcan la diferencia, al igual que la elección de variedades resistentes a enfermedades. Las papas también deben curarse adecuadamente antes del almacenamiento para prevenir enfermedades.

Acerca de las enfermedades fúngicas

Las enfermedades fúngicas de la papa incluyen plagas, caspa, podredumbre seca, sarna polvorienta, marchitez y patas negras. Algunos afectan principalmente el follaje, mientras que otros desfiguran los tubérculos y los hacen no comestibles o disminuyen los rendimientos. La enfermedad por hongos puede ocurrir solo en los campos, principalmente en el almacenamiento o, como es el caso de la podredumbre blanda, en todas las etapas de crecimiento y almacenamiento.

Tizón de la papa

Aunque existen otras enfermedades fúngicas de las papas, para muchos jardineros, la principal preocupación es el tizón. La enfermedad fúngica del tizón tardío fue la causa de la devastadora hambruna de la papa en Irlanda en el siglo XIX. El tizón temprano puede ser un problema igualmente grave. Las plagas, propagadas por esporas, pueden devastar todo el cultivo y permanecer en el suelo durante años. Los inviernos cálidos y los veranos húmedos pueden empeorar el problema.

Variedades resistentes

Si bien ninguna papa es resistente a todas las enfermedades fúngicas, algunas tienen resistencia a una o más; la resistencia a la sarna y el tizón son las más comunes. Las variedades resistentes incluyen:

  • IdaRose - tizón temprano
  • Defensor - tizón tardío
  • Nube roja - tizón temprano
  • Sangre - tizón temprano y otros
  • Cacique - costra
  • Elba - resistente a múltiples enfermedades.

Usar un fungicida

Los jardineros convencionales a menudo tratan sus patatas de siembra con un fungicida antes de plantarlas. Los jardineros orgánicos en áreas propensas al tizón tienen otra opción. Mezcle 2 cucharadas de bicarbonato de sodio y ½ cucharadita de aceite de cocina o jabón líquido sin lejía en un galón de agua. Mezclar bien. Cubre las patatas de siembra con la mezcla y también pásala por el suelo donde plantarás.

Condiciones de crecimiento

El manejo del riego es una de las principales claves para el manejo de enfermedades fúngicas en las papas. El suelo crónicamente húmedo promueve el crecimiento de hongos. No riegue demasiado las papas y asegúrese de que el suelo drene bien mezclando mucho humus y arena gruesa antes de plantar. El suelo ácido también ayudará a prevenir algunas enfermedades fúngicas, como el tizón tardío; mantenga el pH entre 5 y 5,5.

Otras estrategias

El buen saneamiento del jardín es una de las más importantes de todas las estrategias de prevención de enfermedades. Siempre retire y queme cualquier planta que parezca enferma, no la ponga en la pila de abono. Limpiar las malas hierbas y quemarlas o convertirlas en abono. Mantenga las pilas de maleza lejos del jardín. No deje montones de patatas desechadas en el jardín. Idealmente, debes rotar las papas, aunque en un jardín pequeño, esto puede no ser de mucha ayuda.


Papa (Solanum tuberosum) -Pudrición seca por fusarium

Causa Varias especies de Fusarium, incluidas F. sambucinum, F. solani var. coeruleum y F. avenaceum, pueden causar pudrición seca. Estos hongos sobreviven en la basura y viven en el suelo. Las infecciones pueden originarse a partir de tubérculos-semilla infestados. La pudrición del tubérculo generalmente no ocurre a menos que el tubérculo se lesione durante la cosecha. Las heridas proporcionan una vía para que el hongo asociado con el suelo ingrese al tubérculo. La pudrición seca es una de las enfermedades de almacenamiento más comunes en Idaho. La pudrición seca por Fusarium conduce a infecciones secundarias por bacterias de la pudrición blanda.

Síntomas Una pudrición seca del tubérculo comienza a partir de una herida o hematoma y al principio es pequeña y marrón. El moho en el tubérculo podrido puede ser blanco, rosado o violeta. A medida que avanza la pudrición, comienza a formarse una cavidad, el tubérculo se momifica y finalmente solo persiste la cáscara seca.

Lesiones de F. solani var. coeruleum las infecciones comienzan en el lado de la infección y progresan de manera bastante uniforme a través del tubérculo. A medida que las lesiones envejecen, las pudriciones se vuelven amarillas a marrones. Las lesiones causadas por F. sambucinum tienden a ser de un marrón muy oscuro a negro y progresan a través del tubérculo de una manera muy irregular a veces llamada "tunelización".

  • Asegúrese de que los tubérculos maduren y las pieles estén bien "cuajadas" antes de la cosecha.
  • Evite herir y magullar los tubérculos manipulándolos con cuidado.
  • Coseche durante un clima seco y fresco.

Control químico Aplique fungicidas a medida que los tubérculos ingresan al almacenamiento. Precaución En algunos lugares, algunas cepas de Fusarium han desarrollado resistencia a los benzimidazoles como Decco Salt No. 19 y Mertect 340-F.

  • Decco Salt No. 19 a 5.67 g / 2,000 lb de papas.
  • Evolve Potato Seed Piece Treatment a 0.75 lb / 100 lb de semillas.
  • Maxim MZ a 0.5 lb / 100 lb de semillas o Maxim 4FS a 0.08 a 0.16 oz / 100 lb de semillas. Reentrada de 12 horas para Maxim 4FS Reentrada de 24 horas para Maxim MZ.
  • Mertect 340 F a 0.42 fl oz / 2,000 lb de tubérculos sin lavar en una línea transportadora con acción de volteo. Los tubérculos deben girar para asegurar una cobertura completa. Si es necesario otro tratamiento antes de cortar y enviar los tubérculos-semilla, rocíe al mismo ritmo que el anterior o sumerja 20 segundos en 42 fl oz / 100 gal de agua. Agregar agua en estos aerosoles requiere secar las papas después del tratamiento. Haga funcionar el sistema de aire sin humidificación hasta que todas las superficies de los tubérculos estén secas, incluso dentro de la pila.
  • Regalia (Grupo P5) de 1 a 2 cuartos / A como tratamiento en surcos. Reingreso en 4 horas. O

  • Amplitud de 3,2 a 4,8 onzas líquidas / 100 libras de piezas de semillas, de 6 a 8 onzas líquidas por hilera de 1000 pies como tratamiento en el surco, o de 3 a 4 cuartos / A como tratamiento de quimigación en intervalos de 14 a 21 días. El intervalo de precosecha es de 0 días. Reingreso en 4 horas. O
  • Bio-Save 11 LP y Bio-Save 10 LP están registrados para el control de la pudrición seca por Fusarium, investigaciones en Montana e Idaho han demostrado que este producto reduce sustancialmente las pérdidas. Almacene el producto en refrigeración o en el congelador hasta su uso. Agregue 250 g de Bio-Save 10 LP a 15 galones de agua sin cloro o 250 g de Bio-Save 11 LP a 40 galones de agua no clorada y gotee o rocíe sobre la cabeza antes del almacenamiento.
  • Stargus de 6 a 8 onzas líquidas por hilera de 1,000 pies como tratamiento en surco, 3 a 4 cuartos de galón / A como un baño de suelo en intervalos de 10 a 14 días, o de 3 a 4 cuartos de galón / A como un tratamiento de goteo de quimigación en Intervalos de 14 a 21 días. El intervalo de precosecha es de 0 días. Reingreso en 4 horas. O

Referencias Jacobsen, B. 1999. Informe de salud de cultivos de Montana, Servicio de Extensión de la Universidad Estatal de Montana, vol. 12, N ° 8.


CULTIVOS V EGETABLES

Detección de enfermedades y defectos del tubérculo de la papa

EXTENSIÓN COOPERATIVA • ESTADO DE NUEVA YORK • UNIVERSIDAD DE CORNELL

Introducción

El objetivo de este boletín es ayudar en el diagnóstico de las enfermedades y defectos de los tubérculos que con mayor frecuencia provocan problemas de producción. Se discuten veinte enfermedades y defectos seleccionados que afectan a los tubérculos de papa y son los más importantes para la producción de papa en el noreste de los Estados Unidos. Se describen e ilustran los síntomas de estas enfermedades y trastornos, tal como aparecen en los tubérculos.

Haga clic en Dibujo para ampliar el diagrama de la papa

El por qué, cuándo y cómo de la papa Evaluación de semillas

Por qué. La mayoría de los defectos del tubérculo descritos, cuando están presentes en la semilla, pueden causar reducciones sustanciales en el rendimiento o la calidad del cultivo posterior en las condiciones ambientales adecuadas. Sin embargo, es mucho más probable que algunos problemas de los tubérculos causen pérdidas significativas que otros y, en consecuencia, sirven para responder a la pregunta de por qué es importante la evaluación de semillas de papa. Se consideran muy importantes las enfermedades como la podredumbre anular, el tizón tardío y el enrollamiento de las hojas (necrosis de la red), que se transmiten en la semilla o en la semilla y tienen el potencial de propagarse muy rápidamente por el cultivo. Los tubérculos infectados con tales enfermedades deben descartarse adecuadamente tan pronto como se detecten. Otras enfermedades, como la caspa de Rhizoctonia y la fuga de Pythium, que no tienen una propagación secundaria significativa y para las que otras fuentes de inóculo suelen ser más importantes, se consideran menos graves. Sin embargo, recuerde que las pérdidas absolutas resultantes de problemas específicos de los tubérculos dependerán de las condiciones ambientales y las prácticas de manejo de enfermedades. El aspecto más importante del manejo de enfermedades en la producción de papa es el uso de semillas de papa certificadas. Hay dos clases básicas de patatas de siembra: las de base y las certificadas. Los requisitos para la producción de la clase de cimentación son mucho más rígidos. Otro aspecto importante del manejo de enfermedades en los tubérculos de papa es el control de la propagación de enfermedades en almacenamiento. Muchas enfermedades pueden aumentar significativamente durante el período de almacenamiento, y el manejo de las condiciones ambientales en el almacenamiento de papa es a menudo un componente crítico del control. En la tabla 1 se puede encontrar un resumen de algunos aspectos importantes de las 20 enfermedades y defectos discutidos en este boletín. (Disponible solo como un archivo PDF. El formato PDF requiere el software Adobe Acrobat (TM) Reader para ser visto. El lector es gratuito de Adobe).

Cuándo. Aunque la mayoría de los trastornos analizados se pueden detectar justo antes de la siembra, muchos también se pueden identificar en los campos de producción de semillas o en las instalaciones de almacenamiento. La detección temprana de trastornos en las semillas proporciona al productor de semillas opciones adicionales de manejo y almacenamiento. Proporciona al comprador de semillas el conocimiento del estado de la semilla adquirida. La inspección del punto de envío, el paso final de la certificación, no se puede dejar de enfatizar. Lo paga el cultivador y sirve de protección tanto para el cultivador como para el comprador. Debe tenerse en cuenta que la certificación no está completa hasta que la semilla haya sido calificada de acuerdo con los grados de semilla certificada e identificada con etiquetas oficiales y haya pasado la inspección del Servicio de Inspección Estatal-Federal. Si surge un problema en cuanto a la calidad de la semilla una vez que los tubérculos se entregan a su destino final, el comprador puede solicitar una segunda inspección, a su cargo, para determinar si el lote de semillas cumple con los grados establecidos. Sin inspecciones y etiquetas de envío, el viejo adagio todavía se aplica, "Deje que el comprador tenga cuidado". La Figura 1 ilustra una imagen generalizada de la producción de papa en el noreste e indica las etapas durante las cuales enfermedades y trastornos específicos afectan la producción y el almacenamiento de la papa y cuando es más probable que se detecten.

Cómo. Los 20 trastornos descritos se han agrupado en tres categorías, según la ubicación de los síntomas del tubérculo:

Externo. Cuatro de las enfermedades y defectos se diagnostican en su totalidad a partir de síntomas que ocurren en el exterior del tubérculo. La posición de los síntomas en la superficie de los tubérculos, en relación con la inserción del tallo, el extremo de la yema y los ojos laterales, suele ser importante para el diagnóstico.

Interno: Cinco de estos trastornos no suelen producir síntomas de diagnóstico en el exterior del tubérculo y el diagnóstico debe basarse únicamente en los síntomas internos. Los tejidos específicos en el interior del tubérculo a menudo deben examinarse para detectar síntomas. Por lo tanto, se deben hacer cortes transversales o longitudinales a través del tubérculo para observar los síntomas.

Externo interno: Once trastornos de los tubérculos que se comentan aquí suelen requerir el examen de los síntomas tanto externos como internos del tubérculo para el diagnóstico. Aunque los síntomas se notan externamente, es mejor cortar los tubérculos para determinar a qué profundidad ha progresado la lesión. Esto es particularmente útil para el tizón temprano y tardío. La información sobre la ubicación de los síntomas del tubérculo para cada uno de los 20 trastornos se ha resumido en la tabla 1.

Se proporciona información más detallada sobre la sintomatología en las descripciones de las enfermedades y defectos individuales. Debido a que el conocimiento de la ubicación de estructuras y tejidos dentro y sobre el tubérculo es importante para la identificación de enfermedades y defectos del tubérculo, esta terminología se ha ilustrado en la portada. Los siguientes términos se utilizan en las descripciones de enfermedades: peridermo (sarna común, sarna polvorienta, caspa plateada, lesión mecánica y agrietamiento, mancha negra) lenticela (podredumbre blanda bacteriana, podredumbre rosada) estolón (pata negra) tallo final (Pudrición seca por Fusarium de la pata negra, fuga, podredumbre rosada, podredumbre anular, mancha negra, marchitez por Fusarium, necrosis neta) médula (pata negra) líber (lesión por congelación y frío, necrosis neta) vascular anillo (podredumbre anular, marchitez por Fusarium, necrosis neta, marchitez por Verticillium) corteza (tizón tardío, nematodo agallador).

Se encuentran disponibles muchas referencias excelentes sobre el control de enfermedades de la papa, pero debido a que algunas recomendaciones de control cambian con el tiempo, solo se incluye información mínima sobre este tema. La información sobre el control, principalmente con prácticas culturales, se incluye en la descripción de los trastornos individuales.

En el material que sigue, los números y las letras minúsculas se refieren a las fotografías.

Diagnóstico externo

1. Sarna común – Sarna por Streptomyces, bacterias

La costra común a menudo se caracteriza por una aspereza en la peridermis del tubérculo, pero los síntomas son extremadamente variables. Las lesiones pueden ser muy superficiales o pueden penetrar hasta 1 / una pulgada en la superficie del tubérculo y se han descrito como rojizas, ligeramente elevadas, ligeramente picadas o profundamente picadas. Hasta el 100 por ciento de la superficie del tubérculo puede verse afectada por lesiones, que son de color marrón claro a marrón oscuro. Los insectos se sienten atraídos por el tejido afectado y pueden agrandar las lesiones. Los síntomas de la sarna común pueden confundirse con los de la sarna polvorienta, russeting por Rhizoctonia o daño por insectos. Esta enfermedad suele presentarse en suelos con valores de pH superiores a 5,2 y cuando el suelo está seco durante la tuberización. Tolerante al ácido Streptomyces spp. que causan síntomas indistinguibles de S. sarna ha sido reportado. Aunque la costra común no se propaga durante el almacenamiento, la semilla infectada puede provocar la infección de los tubérculos hijos y la contaminación del suelo. Evite abono pesado, especialmente con estiércol de aves. Los controles incluyen semillas limpias y certificadas, variedades resistentes y tratamientos de semillas con fungicidas que son activos contra S. sarna.

2. Sarna polvorienta – Spongospora subterránea, hongo

Las lesiones inmaduras ocurren en la superficie del tubérculo y son blancas y parecidas a verrugas, luego gradualmente se oscurecen. Las lesiones maduras aparecen como pústulas abiertas, que contienen masas de esporas polvorientas de color marrón oliva a negro, a menudo rodeadas por los restos del peridermo. La presencia de esporas de apariencia granular en lesiones maduras es diagnóstica, pero pueden requerir aumento para una identificación positiva. Las lesiones son no corchoso en apariencia como los de la costra común, pero pueden confundirse con esta enfermedad muy diferente. La costra polvorienta se ve favorecida por suelos pesados ​​y alta humedad del suelo. Esta enfermedad puede propagarse durante el almacenamiento o provocar podredumbre seca. El inóculo de los tubérculos-semilla infectados puede propagarse a los tubérculos hijos y causar una infección. Se recomiendan semillas limpias y rotaciones largas para el control de la sarna polvorienta.

3. Rhizoctonia (caspa negra) - Rhizoctonia solani, hongo

Este hongo es un habitante común del suelo y un colonizador de tubérculos, más fácilmente identificado por los pequeños esclerocios negros (etapa de caspa negra) en la superficie del tubérculo. Los esclerocios varían en tamaño desde tan pequeños como la cabeza de un alfiler hasta medio guisante y se describen mejor como suciedad que no se lava, pero que se puede quitar con una uña. Rhizoctonia también provoca un enrojecimiento o agrietamiento de la superficie del tubérculo, que es común en suelos más pesados. Estos síntomas pueden confundirse con los de la costra común. Los esclerocios permanecen inactivos durante el almacenamiento, pero contribuyen a una apariencia deficiente y una comerciabilidad reducida. Los tubérculos utilizados para la semilla deben tratarse con un fungicida, ya que los esclerocios pueden ser una fuente de inóculo para la "quemadura" de los brotes y los cancros del tallo en las plantas que emergen temprano. La cosecha retrasada aumenta el tamaño y el número de esclerocios.

4 a, b.Caspa de plata – Helminthosporium solani, hongo

La caspa plateada es relativamente común en los tubérculos, incluidos los que se cultivan para semilla. Sin embargo, los síntomas de esta enfermedad pueden pasar desapercibidos a menos que los tubérculos se examinen con mucho cuidado. En ocasiones, se puede ver una fina capa de esporas de color verde oscuro a negras, visible a simple vista solo en masa, en la superficie de los tubérculos infectados que se han almacenado en condiciones de alta humedad. Sin embargo, la mejor forma de detectar esta enfermedad es lavando los tubérculos y buscando un brillo plateado que se presente en parches en la superficie del tubérculo. Estos parches pueden cubrir una gran parte del tubérculo y son causados ​​por el espacio de aire, que resulta del crecimiento del hongo debajo del peridermo del tubérculo. Los síntomas pueden ser difíciles de detectar en algunos cultivares de piel blanca, pero son obvios en aquellos con piel roja. Los tubérculos muy infectados pueden no brotar adecuadamente y son una fuente importante de inóculo para la posterior infección de los tubérculos hijos. La infección se propaga en el almacenamiento, pero puede limitarse manteniendo temperaturas de 40 ° F y proporcionando ventilación de aire forzado.

Haga clic en la foto para ampliarla (Esta función no está disponible actualmente)

Diagnóstico externo / interno

5 ay 5b.Pudrición blanda bacteriana - Erwinia carotovora subsp. carotovora (Ecc) y otras bacterias

La pudrición blanda es una enfermedad muy común, compleja e importante de los tubérculos de papa. Se cree que gran parte de la podredumbre que se desarrolla durante el tránsito y el almacenamiento se inicia en el campo. Además de mi. carotovora subsp. carotovora (Ecc), otros dos Ercuinias puede atacar la papa y causar podredumbre blanda, estos incluyen el organismo de la pata negra E. carotovora subsp. atroseptica (Eca) y, en algunas áreas geográficas, E. chrysanthemi (Echr). La temperatura a la que se incuba el material vegetal enfermo puede influir en qué bacterias de la pudrición blanda se aíslan. A medida que las temperaturas aumentan de 61 ° a 99 ° F, las poblaciones dominantes cambian de Eca a Ecc a Echr si las tres bacterias están presentes inicialmente. Estos patógenos pueden invadir a través de lesiones y lenticelas agrandadas. Los primeros síntomas externos son manchas bronceadas o empapadas de agua en la superficie del tubérculo, que eventualmente se vuelven viscosas. La infección por lenticelas puede resultar en lesiones elevadas de color marrón oscuro de hasta 1 / una pulgada de diámetro. Después de la entrada de la bacteria, la pulpa del tubérculo se vuelve blanda y se pudre. El tejido podrido de color crema puede estar separado del tejido sano por un borde marrón o negro.

Las pérdidas por podredumbre blanda se pueden reducir evitando lesiones. En condiciones óptimas, la suberización (tejido protector) se desarrolla dentro de las 24 a 48 horas posteriores a la lesión. Sin embargo, a temperaturas por debajo de los 50 ° F y por encima de los 95 ° F, la curación avanza a un ritmo demasiado lento para brindar mucha protección contra los patógenos de las heridas. Debido a esto, es mejor mantener las papas recién cosechadas a temperaturas moderadas (60 ° -70 ° F) y con la humedad más alta posible durante un período de 7 a 10 días antes de almacenarlas a baja temperatura (39 ° F). La semilla se debe calentar (a temperatura ambiente o cerca de ella) antes de plantar y, siempre que sea posible, se debe plantar en un suelo con una temperatura mínima de 50 ° F a una profundidad de 5 a 6 pulgadas.

6. Blackleg - Erwinia carotovora subsp. atroseptica (Eca), bacterias

El patógeno puede sobrevivir tanto en el suelo como en las semillas; sin embargo, la plantación de trozos de semillas infectadas en suelos húmedos y fríos en condiciones anaeróbicas da como resultado las pérdidas más graves en el rodal y el rendimiento. Las bacterias ingresan a los tubérculos a través de estolones durante la temporada de crecimiento, con lesiones negras hundidas que resultan en el extremo del tallo. La infección normalmente se propaga desde los extremos del tallo hasta el corazón del tubérculo. Internamente, la pulpa del tubérculo infectado aparece primero de color crema, luego se vuelve grisácea y negra con una textura blanda como la podredumbre blanda bacteriana. Por lo general, los tubérculos infectados tienen pudrición blanda solo en la región de la médula, pero en una etapa avanzada las bacterias de la pudrición blanda secundaria pueden predominar (Ecc y Echr) y confundir el diagnóstico. El control en el campo se basa en semillas libres de enfermedades que se calientan y germinan adecuadamente y se siembran en un suelo con una temperatura mínima de 50 ° F a una profundidad de 5 a 6 pulgadas. Las rotaciones de 2 a 3 años entre cultivos de papa también pueden ayudar.

7. Tizón temprano – Alternaria solani, hongo

Los tubérculos generalmente no son atacados por este hongo, pero la infección puede ocurrir cuando los tubérculos se inoculan con esporas antes y durante la cosecha. Las lesiones en el exterior de los tubérculos son de forma irregular y varían de 1/4 a 2 pulgadas de diámetro. Estas manchas negras parduscas pueden estar ligeramente hundidas (aprox. 1/16 de pulgada de profundidad) y tener un borde violáceo elevado. Cuando los tubérculos se cortan a través de las lesiones, aparecen como una podredumbre seca de color marrón oscuro, que generalmente es mucho más superficial que la del tizón tardío. Las lesiones se separan claramente del tejido sano por una capa corchosa. El almacenamiento de los tubérculos por debajo de los 41 ° F detendrá el desarrollo de la descomposición y la ventilación con aire forzado reducirá la posibilidad de propagación durante el almacenamiento. Las aplicaciones foliares de fungicidas deben realizarse cuando la enfermedad aparece por primera vez en las hojas. Una buena matanza de la vid, con un retraso mínimo de 7 días antes de la excavación, también reducirá la posibilidad de infección del tubérculo.

Los síntomas son algo variables según la temperatura, el período de exposición y el cultivo de papa. Externamente, el tubérculo parece arrugado y flácido, mientras que los tejidos internos generalmente se vuelven de gris azulado a negro en respuesta a las bajas temperaturas. El daño por enfriamiento a los tubérculos ocurre a temperaturas por debajo de 38 ° F y aparece como áreas difusas de color gris ahumado dentro de los tubérculos. El ennegrecimiento del floema, debido a la lesión selectiva de este tejido, también puede ocurrir y se parece mucho a la necrosis de la red del enrollamiento de la hoja del virus. Los tubérculos o porciones de tubérculos que se han congelado a temperaturas inferiores a 29 ° F son blandos y acuosos. Los tejidos congelados tienden a desintegrarse y eventualmente se secarán. Los síntomas de enfriamiento y congelación pueden ocurrir, pero no siempre, en el mismo tubérculo. No excave si hay una costra congelada en el suelo. Después de una helada fuerte, deseche los tubérculos verdes. Se debe proporcionar protección contra heladas durante el almacenamiento y el transporte.

9. Pudrición seca por Fusarium - Fusarium spp., hongo

La podredumbre seca es una descripción adecuada de esta enfermedad muy común. Las áreas hundidas y, a menudo, arrugadas en la superficie de los tubérculos infectados son el síntoma más obvio. Cuando los tubérculos se cortan a través de las áreas afectadas, los tejidos aparecen de color marrón y colapsados, a menudo con un crecimiento de hongos blanco, rosado o amarillo, que puede extenderse hacia el centro del tubérculo. La infección puede ocurrir en cualquier parte de la superficie del tubérculo, incluido el extremo del tallo. El diagnóstico de esta enfermedad puede complicarse cuando organismos secundarios, a menudo bacterias de pudrición blanda, invaden el tejido infectado y se produce una pudrición húmeda del tubérculo. Tubérculos semilla infectados con Fusarium spp. producen plantas con vigor reducido y pueden dar como resultado rodales pobres. Infection can be minimized by avoiding tuber bruising during harvest and grading, and providing appropriate conditions for suberization (high humidity and good ventilation early in storage). Fungicide applications to seed before storage and at planting are also recommended.

Click on Photo for Magnification (This feature is not currently available)

10. Late blight – Phytophthora infestans, fungus

Tubers can be infected during the growing season by spores washed from foliar lesions or at harvest if tubers are dug before infected vines are thoroughly killed or while vines are still wet. Infected tubers may feel very firm to the touch. External tuber symptoms consist of patches of brown to purple discoloration on the skin, which become darker and sunken with time. When tubers are cut through these lesions, a reddish brown (mahogany), dry, firm rot is visible, progressing up to '/z inch deep into the cortex. These lesions have a somewhat granular appearance and spread unevenly into the tuber, particularly if the tubers have been stored for some time. Isolation of the causal agent may be necessary for an accurate diagnosis. This disease may be confused with pink eye, a disease not discussed here. Healthy tubers can be infected in storage if temperature and moisture are favorable. Invasion by soft rot bacteria often results in a wet rot. Tubers with evidence of late blight should be discarded before storing, and storages should be maintained at 36°–40° F with forced–air ventilation. Control in the field relies upon clean tubers, proper hilling, foliar fungicide applications, and proper vine–killing procedures. When the fungus is present on the foliage, delay harvesting until vines have been dead for a minimum of 2 weeks. Cull piles and volunteer plants are important sources of inoculum and should be disposed of.

11. Leak – Pythium spp., hongo

Infection by this common soil–inhabiting fungus usually takes place at harvest through wounds or bruises, often during hot and (or) wet weather. External symptoms consist of gray to brownish lesions with a water–soaked appearance around wounds or near the stem end. A freshly cut affected tuber is grayish cream, but with exposure to air the tissue turns reddish tan, then brown, and finally black. A distinct dark brown margin may separate diseased from healthy tissue. Tuber flesh is usually granular, and frequently water is freely released upon cutting an infected tuber. Cavities may be formed in the flesh. Blackened tissue may resemble blackheart, but there is no watery exudate from blackheart. The cream–colored tissue bordered by a dark margin is suggestive of blackleg, but again, the firm tissue associated with leak is very different from the slimy rot that occurs with blackleg. To control this disease, avoid injury to tubers during harvest, especially under hot, dry conditions. Tubers should not be harvested until the periderm is mature. If this disease is detected in storage, the temperature should be maintained at 40°–45° F, and the tubers should be kept dry.

Mechanical damage has repeatedly been singled out as a factor contributing to potato losses during the first 3 months of storage. Injuries provide an "avenue of entrance" for many fungal and bacterial pathogens in storage including Pythium leak (11), Fusarium tuber rot (9), and bacterial soft rot (5b). Mechanical damage may consist of bruises, cuts, and deep abrasions that appear harmless externally, but internal examination often reveals the presence of infected tissue. "Harvest" or "thumbnail" cracks are small curved cracks that result from mild bruising and subsequent drying of tuber surfaces. Cracks may become apparent in marketing channels because of low relative humidity. These defects are usually shallow (up to 1 / 16 in. deep), but are sufficient to allow pathogen entry. They result from glancing impacts of tubers with other tubers or with harvesting and handling equipment mechanical shock occurs in tubers with high turgor pressure. Controls for mechanical injury include gentle handling, harvesting only physiologically mature tubers, avoiding harvest from cold and wet soils, and using chemical vine killers to speed periderm maturation. Seed should be warmed before grading, or special care should be used in grading cold tubers.

13. Pink rot – Phytophthora erythroseptica, hongo

This disease is favored by cool weather and wet or poorly drained soils. External symptoms may be noted at the stem end or around eyes and lenticels. The infected area turns purplish to dark brown, with a black band between diseased and healthy tissues. Infected tubers are

rubbery or spongy and may exude a watery liquid when squeezed, distinguishing this disease from blackheart. When tubers are cut, the infected tissue turns pink in a matter of minutes and then progressively darkens to brown and finally black. The tubers may have a pungent odor resembling formaldehyde. The pink coloration after cutting is useful in separating pink rot from Pythium leak. In addition, cavities do not develop in the flesh as with leak, and there is no dark border between diseased and healthy tissue on the inside of the tuber as occurs with blackleg and leak. The pathogen will spread in storage if the tubers are not kept dry. Because the pink rot organism is endemic in many soils, avoid planting in poorly drained areas of the field.

14. Ring rot – Corynebacterium sepedonicum, bacteria

This is one of the most–feared potato diseases because the causal bacterium is easily disseminated and is responsible for serious market losses. Seed potato certification programs have a zero tolerance for this disease. When infected tubers are cut crosswise, the characteristic creamy yellow to brown breakdown of the vascular ring can be observed. The odorless decay is usually initiated near the stem end. Squeezing the tuber causes a cream–colored, cheesy exudate to ooze from the vascular ring, leaving a distinct separation of the vascular ring and surrounding tissue. In advanced disease stages, further tissue breakdown within and adjacent to the vascular ring by secondary organisms can cause external surface skin cracks, frequently accompanied by a reddish brown discoloration. In general, there is no spread from diseased to healthy tubers while in storage. Tuber symptoms are usually apparent at harvest, but some infected tubers remain symptomless for many weeks in cold storage. Infected seed and dried bacterial slime on crates, bags, cutting knives, storage bins, and machinery may all serve as sources of inoculum for ring rot. Unfortunately, automatic seed cutters and the picker–planter are ideal for spreading the disease. Certified seed and sanitation are of utmost importance for control.

15 a, and 15b. Root knot nematode – Meloidogyne spp., nematode

Root knot nematode is a relatively minor pest of potato in the Northeast. Infection of tubers by the root knot nematode often results in the formation of galls that appear as knobs or swellings on the tuber surface. These are somewhat similar in appearance to tuber malformation due to uneven growth. This symptom occurs when tubers are infected by relatively high nematode populations. If shallow cuts are made through the malformed tissues, the white swollen bodies of the female nematodes will be visible. Surrounding tissues will appear somewhat water soaked, and necrotic flecks may be present. However, when nematode populations are low, infection does not always result in swelling of the tuber surface, and the only symptom may be small necrotic flecks in the cortex of the tuber where the nematodes have penetrated. Identification of the species of root knot nematode can only be done through a nematode diagnostic service. Nematodes can survive in potato tubers and be a source of inoculum when infected tubers are used for seed.

Click on Photo for Magnification (This feature is not currently available)

Internal Diagnosis

This injury occurs as the result of low oxygen levels in the interior of the tuber and is relatively easy to diagnose. The center of affected tubers is black to blue black, in an irregular pattern, and the border of the discolored area is usually very distinct. Darkened areas of the tuber are usually fairly firm, in contrast to those of tubers affected by Pythium leak, which are spongy. Affected tissues do not smell, and shrinking of the tissue may result in the formation of a cavity in the center of the tuber. Blackheart develops when tubers are held in a low–oxygen environment or when gas diffusion through the tubers is slowed because of extremely cold (32° F) or warm (96°–104° F) temperatures. This condition can also develop in the field when soils are flooded or in poorly aerated storages. Because seed–piece size is effectively reduced by the death of affected tissues, plant stand and vigor are likely to be reduced.

Black spot occurs in the tuber flesh just beneath the tuber periderm and appears as gray to black circular areas with diffuse borders. Because this injury is always the result of bruising, including pressure bruising, internal symptoms may be associated with flattening or other signs of mechanical injury on the tuber surface. However, black spot may occur in the absence of any obvious external damage, and mechanical injury to the tuber does not always result in internal symptoms. Many factors have been reported to affect the susceptibility of tubers to black spot. Tubers with low turgor pressure are most likely to be affected by black spot. The stem end is more susceptible than the apical end, and mature tubers are more susceptible than immature tubers. Seed quality is not appreciably reduced by black spot. Avoid deep storage piles, especially with more susceptible varieties.

18. Fusarium wilt – Fusarium spp., fungus

Fusarium wilt can result in a variety of symptoms on tubers, ranging from surface decay to vascular discoloration. Several species of Fusaria can infect potato and cause wilt symptoms in the plant, and each causes slightly different symptoms on tubers. The most important of these pathogens can cause sunken brown necrotic areas at the stem attachment, firm brown circular lesions on the tuber surface, and brown discoloration of the vascular tissues. A shallow cut through the stem end reveals the streaky vascular discoloration referred to as "stem–end browning." This disease may also cause a light brown to tan discoloration, extending a short distance on each side of the vascular system in the tuber, which may resemble symptoms of ring rot (14). However, this tissue is firm and does not produce a cheesy exudate when squeezed as does tissue affected by bacterial ring rot. Vascular discoloration resulting from net necrosis (19) and vine killers may also be confused with Fusarium wilt. It is difficult to distinguish between Fusarium and Verticillium wilts (20) based on tuber symptoms alone, and isolation of the causal pathogen is necessary for positive diagnosis. Infected tubers can be an important source of inoculum.

19. Net necrosis – Potato leafroll virus

Net necrosis of tubers is the condition resulting from current season infection with potato leafroll virus. A cut through the stem end of the tuber reveals a network of brownish black dots and streaks in the vascular ring and vascular (phloem) strands in the flesh. Often a second longitudinal cut should be made to show that the discolored strands continue throughout the tuber. The symptoms of net necrosis are most likely to be confused with frost necrosis (8) and stem–end browning. Net necrosis differs from frost necrosis in that the dots and streaks of net necrosis are more clearly defined and occur in concentric rings. Stem–end browning, a phenomenon of unknown cause, consists of discolored strands, which do not extend more than l/2 inch from the stem end. Controls include the use of certified seed, selection of varieties that fail to show necrosis, and the use of insecticides to control aphid populations, which transmit the virus.

20. Marchitez por Verticillium – Verticillium spp., fungus

This disease produces no external tuber symptoms, but causes a light brown discoloration in the vascular tissue of tubers, which may extend halfway through the tuber. Cavities sometimes develop inside tubers. Infected seed pieces often produce wilt–free plants, but soil adhering to tubers may contain the fungus and provide inoculum for infection of the subsequent crop. Pink eye, a pinkish or tan discoloration of the tuber surface around the eyes, may also develop on tubers produced from Verticillium–infected plants, but is caused by a bacterium, Pseudomonas fluorescens. Pink eye can be confused with the tuber rot phase of late blight. Because of the soilborne nature of Verticillium wilt, long rotations and the use of resistant potato varieties are recommended. Avoid late cultivation and hilling of susceptible varieties, for root pruning increases the risk of infection. The presence of the root lesion nematode, Pratylenchuspenetrans, greatly increases yield losses due to Verticillium wilt.

Click on Photo for Magnification (This feature is not currently available)

Choose a vegetable from the pull-down menu below to get a listing of Fact Sheets and Information Bulletins relating to that crop.


Ver el vídeo: COMO ELIMINAR NEMATODOS DE LAS SUCULENTASQue debemos de hacer con estas plagas?